Aura facilita a sus clientes los pagos de sus pequeños créditos

La entidad financiera está registrando un fuerte aumento de solicitudes de préstamos en la red

Aura facilita a sus clientes los pagos de sus pequeños créditos
Las operaciónes de Aura en Los Ángeles se hacen en los superemercados Northgate González./Cortesía de Aura
Foto: Cortesía

James Gutierrez puso en marcha Aura en 2014 para hacer préstamos a personas sin acceso a líneas de crédito tradicionales (tarjetas o cuentas en banco) y hoy esta CDFI no hace más que atender a personas, la mayoría latinas e inmigrantes, que se han visto entre la espada y la pared financiera por el coronavirus y mostrar flexibilidad para facilitar los pagos.

Hace dos semanas las peticiones de crédito en su portal de Internet crecieron un 200% y en un porcentaje de dos dígitos en términos generales.

“Estoy sorprendido pero todo esto es nuevo”, explicaba Gutierrez a este diario.

Un CDFI o Community Financial Development Institution, es un tipo de institución que recibe fondos del Estado para con ellos poder apalancar (tomar prestados) fondos privados que se destinan a financiar a proyectos e individuos de bajos y medios recursos.

“En Aura hacemos préstamos que van desde los $300 a los $4,000 pero la media de los que se tramitan son como de $1,500”, explica. Sus clientes son personas que no tienen tarjetas de crédito o no conseguirían un préstamo de una entidad financiera tradicional porque no tienen cuentas ni historias crediticias que son clave para ello.

Ahora, el reto de vivir con lo justo entre paycheck y paycheck es aún más difícil y por ello esta firma que trabaja en California, Arizona, Texas e Illinois, está buscando la forma de atender de una manera distinta a sus clientes y la demanda de producto que precisan.

Las cifras de peticiones en línea se han disparado por necesidad de más personas y por la misma razón por la que todo se maneja en cuarentena desde las viviendas. Aura no tiene oficinas independientes sino que sus 1,200 localizaciones se encuentran en centros comerciales como el supermercado Northgate Gonzalez en Los Ángeles. Fuera de esta ciudad los préstamos de Aura ,se pueden encontrar en DolEx, Order Express, Check Center y Listo!

Aura reporta a los bureaus de crédito para ayudar a sus clientes, que pueden solicitarlo con ITIN, a crear su historia crediticia. La tasa anual máxima que aplican es del 36%.

En la primera semana de confinamiento no hubo una subida significativa en una morosidad que es baja, según Gutierrez. No obstante Aura ha ofrecido a sus clientes la posibilidad de negociar un retraso en los pagos. “Pueden saltarse un pago,  lo moveremos atrás, nuestro mensaje es que tienen que enfocarse en su familia y su salud, nos tienen que llamar para que retrasemos el pago y no reportar a los bureaus de crédito” explica Gutierrez.

James Gutierrez, fundador de Aura./Cortesía de Aura

Desde el inicio han recibido miles de llamadas para acceder a esta flexibilidad y Gutierrez dice los clientes están agradecidos. “Hay muchas que nos están contando que viven situaciones muy difíciles en las que no pueden trabajar y están enfermos”.

“Queremos generar optimismo y esperanza”, deice Gutierrez que afirma que en estos momentos es cuando hay que estar más unidos, mantener la calma y estar tranquilo con los seres queridos.

En Aura existía la preocupación de que los clientes tuvieran dificultad a la hora de hacer sus pagos porque el 60% de ellos lo hacen en las tiendas. Por ello han sumado las CVS como lugares de pago, y se anima a que les llamen por teléfono o lo hagan en línea.

Gutierrez admite que para todas las empresas es un desafío esta situación económica “y especialmente lo es para quienes están prestando a los más vulnerables”. Sus clientes tienen una media de ingresos de $38,000 al año y el 50% o más no tienen calificación crediticia (derivada de una historia de crédito).

Este empresario explica que el cheque de un pago lineal de $1,200 puede beneficiar a algunos de los clientes así como la mejora de las ayudas al desempleo. En Aura quieren hacer más préstamos pero en crisis se ha de ser más selectivo incluso cuando como en Aura hay capital para prestar.

Si los trabajadores tienen una fuente de capital, el seguro de desempleo, se podrá seguir haciendo préstamos como también se quieren hacer para quienes reciban el cheque del pago del Estado.

Tenemos 200,000 clientes activos y queremos trabajar y estar de su lado dice Gutierrez al explicar que están diseñando nuevos productos para estos momentos.

El cuarto paquete de ayudas

James Gutierrez tiene esperanza en que en el próximo paquete federal de ayudas a la estabilización del que ya se está hablando haya financiación para empresas con misiones específicas en los préstamos que hacen como los CDFI.

“Invirtiendo más en estos fondos “se llega directamente a las comunidades donde más se necesita”, dice.

En buena medida esta es una solución para que los trabajadores que son los más impactados y necesitan una opción puedan acudir a CDFI mejor financiadas y lo a los prestamistas del día de pago.