Rusia y Qatar sobornaron a miembros de FIFA para obtener Mundiales, dice el Departamento de Justicia

Fiscales detallan actos de corrupción de los cuales también se benefició la cadena Fox
Rusia y Qatar sobornaron a miembros de FIFA para obtener Mundiales, dice el Departamento de Justicia
El Khalifa Stadium, una de las sedes del Mundial de Qatar 2022.
Foto: Getty Images

Cinco años después de la caída de Sepp Blatter como presidente de FIFA, que simbolizó la profunda corrupción en el máximo organismo del fútbol mundial, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó el lunes nuevas acusaciones y detalles que reavivan el “FIFAGate“.

Los fiscales dijeron por primera vez lo que en realidad todos sospechaban: representantes de Rusia y Qatar compraron votos para obtener la sede de sus respectivas Copas del Mundo; la primera, efectuada en 2018 y la segunda programada para 2022.

Además, dos exejecutivos del conglomerado Fox fueron mencionados como parte de un esquema para ayudar a obtener los derechos de transmisión y mercadotecnia de la Copa del Mundo en 2018 y 2022. La compañía española Imagina Media Audiovisual y la uruguaya Full Play Group también fueron acusadas.

Como parte del procesamiento, el exdirectivo paraguayo Nicolás Leoz, el argentino Julio Grondona y el brasileño Ricardo Texeira, todos ellos hombres poderosos del fútbol sudamericano por décadas, con un historial de corrupción, fueron acusados el lunes de recibir sobornos a cambio de sus votos a favor de Qatar para ser sede del Mundial de 2022. Cabe mencionar que Grondona murió en 2014 y Leoz en 2019.

Mientras que el trinitario Jack Warner y el guatemalteco Rafael Salguero, exdirectivos en el área de la Concacaf, recibieron sumas millonarias para votar a favor de Rusia como sede del Mundial de 2018. The New York Times reportó que Warner recibió $5 millones de dólares, con parte del dinero proveniente de compañías con sede en Estados Unidos operando en beneficio de la candidatura de Rusia 2018.

Ejecutivos de TV incómodos

Las autoridades presentaron 53 nuevos cargos en la Fiscalía federal para el Este de Nueva York, en Brooklyn, contra Hernán López y Carlos Martínez, exejecutivos de Fox.

También contra Gerard Romy, expresidente de Imagina Media Audiovisual, todos por fraude electrónico, blanqueo de dinero y otros delitos relacionados, según un comunicado de la Fiscalía. Romy y Full Play fueron acusados además de conspiración de crimen organizado.

Está previsto que las acusaciones formales contra López, Martínez y Full Play se presenten el próximo 9 de abril ante la jueza Pamela K. Chen.

La acusación cita que López y Martínez, responsables del desarrollo y la realización de los negocios de transmisión para Fox en América Latina, se unieron a Full Play y otros conspiradores en un plan que implicó el pago anual de millones de dólares en sobornos a funcionarios de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), a cambio de los derechos de transmisión de la Copa Libertadores, entre otros eventos. 

Añade que López y Martínez confiaron en la lealtad asegurada mediante el pago de sobornos a ciertos funcionarios de la Conmebol para obtener incluso información confidencial de licitación para los derechos de transmisión en Estados Unidos de los Mundiales de 2018 y 2022, derechos que Fox obtuvo con éxito. 

TE PUEDE INTERESAR:

La FIFA al rescate del fútbol ante la pandemia del COVID-19

Concacaf, incluida

Igualmente, la acusación señala que Romy participó en estrategias para pagar millones de dólares a funcionarios de alto rango de la Unión de Fútbol del Caribe (CFU) y de federaciones dentro de la Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf), que operan bajo la Concacaf, para asegurar los derechos de transmisión de las eliminatorias mundialistas.

En relación con el esquema de CFU, Romy y sus conspiradores presuntamente acordaron pagar a Jeffrey Webb, un alto funcionario de la CFU y expresidente de Concacaf, un soborno de $3 millones de dólares.

De acuerdo con The Associated Press, “ha habido 26 declaraciones de culpabilidad que se han anunciado públicamente” durante el “FIFAGate”.