Criminales y defensores se están aprovechando del coronavirus, advierte jefe policial de Nueva York

Más de 1,500 reclusos han sido liberados en NYC y muchos más quieren ese beneficio
Criminales y defensores se están aprovechando del coronavirus, advierte jefe policial de Nueva York
NYPD alerta sobre supuestos abusos
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Miles de presos han sido liberados para evitar contagios de COVID-19 y otros más se han beneficiado con la reforma penal estatal vigente desde enero.

Ello, unido a que muchos agentes de NYPD se han reportado enfermos y/o han limitado acciones para evitar contagios, está creando situaciones sin precedentes en la ciudad.

Además, algunos que siguen encarcelados se están aprovechando de la pandemia de coronavirus al buscar la liberación anticipada, advirtió el miércoles el Comisionado de NYPD, Dermot Shea

Más de 1,500 reclusos fueron liberados en NYC hasta el viernes 10 de abril, y cientos más están en lista para salir.

“Como cualquier cosa buena, creo que la gente se está aprovechando de la situación”, dijo ayer el Comisionado Shea en el programa “Good Day New York” de Fox. “Todavía necesitamos mantener criminales violentos en la cárcel”.

Shea mencionó a Christoper Ransom, de 28 años, el hombre acusado del asesinato del oficial Brian Simonsen, cuyos abogados defensores pidieron la liberación anticipada el martes en el Tribunal Penal de Queens debido a “mayores riesgos para la salud” del coronavirus.

“Tiene que haber una ecuación completa aquí que analicemos la seguridad pública, analicemos el delito cometido, analicemos al individuo que solicita la liberación”, dijo Shea. “Los grupos de defensa ahora están pidiendo que todos sean liberados”.

“Hemos tenido algunas circunstancias realmente aterradoras en la última semana”, dijo Shea, citando a un hombre que fue liberado a pesar de estar encerrado por prender fuego a la puerta del apartamento de su novia, y que amenazó a la mujer una vez que salió.

“Hay personas que creen que nadie debería estar en la cárcel. Y algunas de esas mismas personas que creen eso y lo declararon hace seis meses o un año ahora están usando la liberación compasiva para abogar por que todos salgan de la cárcel”, dijo Shea. “Creo que todos deben ser honestos sobre lo que está sucediendo”.

Además del reclamo de las víctimas y familiares afectados por crímenes, las liberaciones masivas han generado al menos dos nuevas preocupaciones en las calles de NYC: el posible aumento de los delitos y la indigencia.