Planean instalación para iluminar “Hart Island”en NY, donde enterrarán muertos por coronavirus no reclamados

Buscan quitarle al espacio la percepción de "isla fantasma"

Una trinchera con vallas que cubren tumbas de desconocidos, víctimas de SIDA, en Hart Island, Nueva York.
Una trinchera con vallas que cubren tumbas de desconocidos, víctimas de SIDA, en Hart Island, Nueva York.
Foto: EFE / The Hart Island Project

Mientras cuerpos no reclamados de víctimas del coronavirus en Nueva York estarían siendo enterrados en Hart Island, una compañía de diseño ofreció iluminar el espacio como un recordatorio digno de los fallecidos.

John Beckmann, dueño de Axis Mundi Design LLC, en Manhattan, declaró a Bronx Times que en los próximos dos meses someterá varios planes al Departamento de Parques para una instalación en tributo a los sepultados en la llamada “Isla de los muertos”, ubicada al este del condado.

El memorial conmemorativo se llamaría “Numinous” y consistiría de unos 12 faros dispuestos en un cuadrícula de 250 yardas.

El interés del proyecto, que sería uno temporero, es levantar una especie de monumento en el que se honre a los enterrados en el lugar desde hace más de 150 años, los identificados y los que se desconoce su identidad.

“Hart Island siempre ha ejercido una atracción gravitatoria visceral para mí”, confesó Beckmann. “Es literalmente la ‘Isla de los muertos’. Mi intenciones son provocar un impacto positivo”, planteó.

La iniciativa en Hart Island, vista más como un recinto fantasma en lugar de la última morada de enfermos, pobres y desposeídos, no afectaría el paisaje del lugar; tampoco tendría un impacto ambiental.

El estimado de costos del proyecto se desconoce y tampoco se tienen detalles de dónde saldría la inversión.

La isla fue centro de controversia la semana pasada cuando trascendió un video de un drone que mostraba el entierro de cuerpos en fosas comunes en los terrenos del cementerio. Aunque fueron asociados a víctimas del COVID-19 en la ciudad, las autoridades rechazaron que a esa fecha se estuvieran sepultando a muertos por la enfermedad.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, dijo el viernes pasado que algunos cuerpos no reclamados podrían ser depositados en el lugar, pero que espera que eso no sea necesario a pesar del incremento en el número de fallecidos por el coronavirus.