Muere en terrible accidente niña que hacía mascarillas para donar a trabajadores de salud

Tenía apenas 10 años y cosió alrededor de 100 cobertores faciales en Texas

Lexi Brooke Collins, una niña de apenas 10 años que cosió alrededor de 100 máscaras para trabajadores de la salud en la pandemia, murió en un trágico accidente.

La menor, residente del condado Knox (Texas), murió el 17 de abril en un accidente con un vehículo recreacional tipo ATV, informó el medio local KTXS.

El Hospital General Anson publicó una foto de algunas de sus máscaras coloridas y estampadas en Facebook, junto con una nota de Lexi, alumna de 5to grado de la escuela primaria, que decía: “¡Gracias por todo lo que hacen!”

La madre, la abuela y dos tíos de Lexi son enfermeros. “Fue una niña notable”, dijo la concejal Karen Logan. “Era brillante, talentosa, sabia más allá de sus años, pero en general tenía el espíritu más preciado que he conocido. Ella siempre estaba sonriendo”.

Lexi dominó las manualidades a una edad temprana, dijo su obituario, y agregó que “iluminó el mundo en el que vivía” y que era “la definición de la luz que respira y camina”.

“¡Gracias a todos por amar a mi bebé porque ella los amaba a todos!”, escribió su madre, Jara Gray Collins, el día del funeral.

“¡Era la mejor persona que conocía, y la extrañaré cada segundo de cada día por el resto de mi vida! ¡Gracias Señor por elegirme para ser su mamá, realmente no sé lo que hice para merecer el honor!”

Lexi fue enterrada en Munday a principios de esta semana, y en su memoria los residentes ataron cintas de su color favorito, el turquesa, alrededor de los árboles, informó la estación.