Cómo limpiar una plancha (agujero por agujero)

No tienes que cambiar tu plancha cada vez que se mancha

Existen diferentes métodos para dejar impecable la suela de tu plancha.
Existen diferentes métodos para dejar impecable la suela de tu plancha.
Foto: Tookapic / Pixabay

Si después de tantos años de uso o aunque sean unas semanas, piensas cambiar tu plancha porque su base ya está toda negra, completamente quemada y piensas que no tiene solución, te vamos a explicar cómo puedes limpiarla tal como lo sugiere la sección Clever de Architecturl Digest.

1. Disuelve Tylenol en la suela caliente

Sí, como lo acabas de leer, uno de los trucos inesperados que el portal dio a conocer es el uso de una tableta de Tylenol. Enciende la plancha con la configuración más alta, cuando esté caliente y presiona la píldora sobre el área quemada con ayuda de unos guantes. El medicamento se derretirá y convertirá en gel que hará reacción en la parte quemada de la suela. Cuando esté más tibia, utiliza un paño húmedo y límpiala. Repite el proceso cuantas veces sean necesarias.

2. Crea una pasta con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un excelente limpiador en seco para muchos de los electrodomésticos. Con dos cucharadas de este polvo más una de agua, realiza una pasta. Con mucho cuidado para no rayarla, ponla encima de la suela y frótala, ten precaución de que no caiga en los agujeros.

Otro método sencillo es planchar un periódico con sal. Así como lo leíste. Pon tu plancha en temperatura alta, coloca periódico con sal en tu tabla y plánchala en círculos hasta que se limpie.

3. Vinagre blanco

Los hisopos de algodón son la herramienta perfecta para realmente penetrar en los agujeros de vapor y limpiarlos. Sumérgelos en vinagre blanco destilado y, húmedos, limpia cada agujero de tu plancha.

Al igual que con los hisopos, remoja un paño en vinagre blanco y limpia la suela de la plancha. Déjalo reposar por 30 minutos y límpiala de forma regular. Te ayudará a no dejar corrosión en el metal.

Si tu plancha es de vapor, realiza una mezcla de vinagre con agua y, con una paño o prenda vieja, utiliza tu artículo para plancharla y que el vapor circule por los orificios. Este procedimiento también te ayudará a limpiar los canales de la plancha. Recuerda utilizar tu plancha con agua normal en otra prenda vieja, antes de ocuparla directamente en la que deseas dejar sin arrugas, para evitar que tenga residuos de vinagre y el olor se impregne en tu ropa.

4. Borrador mágico

Estos artículos de limpieza relativamente nuevos, pueden ayudarte con tu plancha, especialmente si tienen manchas de agua dura. Moja tu borrador y cuidadosamente frótalo en tu plancha fría hasta que las manchas desaparezcan.

5. Esmalte de uñas

El denominado quitaesmalte puede limpiar tu plancha. Toma una bola de algodón y humedécela con el químico. Usando un guante y aprovechando el calor de la plancha, limpia la suela con el algodón, esto ayudará a disolver todos los residuos que puedan adherirse a su plancha. Sólo recuerda protegerte, usa cubrebocas y hazlo al aire libre para evitar que tú y tu familia inhalen los gases tóxicos.

6. Limpiar después de ocupar

Uno de los métodos más simples es poner frotar la suela con hojas de secadora mientras la plancha está en una temperatura baja de calor. En cuanto la hoja se caliente, intercámbiala por otra y repite hasta que la plancha esté limpia.

– También te puede interesar: