“Bebé milagro en Texas”: Un infante de tres semanas sufrió nueve días con COVID-19 y logró recuperarse

El bebé nació prematuro cuatro semanas

“Bebé milagro en Texas”: Un infante de tres semanas sufrió nueve días con COVID-19 y logró recuperarse
Es un caso raro de COVID-19.
Foto: Getty Images

HOUSTON – En uno de los primeros casos reportados de este tipo, un bebé de tres semanas que llegó en condición crítica con COVID-19 logró recuperarse.

El bebé logró ser salvado por la rápida acción de los doctores del The University of Texas Health Science Center en Houston, según reportó el New England Journal of Medicine.

El bebé nació prematuro cuatro semanas. El infante fue trasladado al hospital con síntomas de COVID-19.

El bebé estaba teniendo dificultad para respirar, su pulso se encontraba elevado y sufría congestión nasal. Al ser atendido por los doctores se determinó que el bebé también tenía hipotermia. Al analizar las rayos-X se sospechaba de coronavirus. Un examen confirmó las sospechas, el bebé tenía COVID-19.

La condición del infante deterioró rápidamente y se le colocó en un ventilador por cinco días. Los doctores también le administraron un tratamiento de hidroxicloroquina.

Despues de cinco días en cuidados intensivos y cuatro días más en el hospital, el bebé logró recuperarse y fue dado de alta sin la necesidad de que se le diera un suplemento de oxígeno.

Te puede interesar: Video: Se desploma una avioneta en Canyon Lake; los pasajeros nadaron a la costa

“Todavía estamos en una fase donde estamos aprendiendo del virus, y por eso es importante tomar en cuenta que los niños pueden enfermarse gravemente con este virus”, dijo el doctor Alvaro Coronado Muñoz de la Universidad de Texas.

El doctor advirtió a padres que no deben esperar para buscar atención médica si los niños tienen fiebre o complicaciones para respirar.

Los doctores creen que el bebé fue contagiado por una mujer de 49 años que vive en la misma casa.

Originalmente se había manejado que pacientes pediátricos estaban en menos peligro de sufrir los síntomas más severos del COVID-19.

“Aunque este es el caso singular de un paciente, ilustra que casos severos de COVID-19 pueden ocurrir en infantes, pero que pueden ser tratados exitosamente”, concluyó el doctor Coronado.

Te puede interesar: No estaban orando: Descubren un casino ilegal donde operaba una iglesia con todo y mesas de póker