El pastor que investigan en El Salvador por espaldarazo a pandilleros de la MS-13 y Barrio 18

Una supuesta reunión secreta tiene a Nelson Valdez bajo la lupa de las autoridades
El pastor que investigan en El Salvador por espaldarazo a pandilleros de la MS-13  y Barrio 18
Pandilleros de la MS-13 y Barrio 18 en una cárcel al este de San Salvador.
Foto: MARVIN RECINOS / AFP / Getty Images

Un pastor salvadoreño está siendo investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) por supuestamente permitir que pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18 se reunieran con políticos en un local religioso.

En el encuentro que alegadamente permitió Nelson Valdez se habría negociado apoyo electoral previo a las elecciones del 2014.

El reporte de esta semana de la Prensa Gráfica, indica que la FGR ha acusado a seis políticos y colaboradores por mantener encuentros ilegales con miembros de estos grupos criminales para presionar por apoyo electoral.

Aunque en el caso se ha imputado a miembros del FMLN y ARENA, Valdez no ha sido procesado.

El religioso alegadamente participó de una reunión donde además estuvo el diputado Norman Quijano, según testigos y videos en poder del ministerio público.

De acuerdo con la información que manejan los fiscales, Valdez prestó una oficina de la Red Nacional de Pastores (RNP), ubicada en la colonia Flor Blanca, de San Salvador, para que pandilleros se reunieran con el entonces candidato presidencial bajo la insignia de ARENA.

La FGR plantea en un documento enviado a la Asamblea los dos motivos para descartar a Valdez como testigo. El primero es que el pastor figura como abogado de miembros de la MS-13 en el proceso judicial bajo la referencia 85-UCCO-2016, lo que implica un conflicto de intereses. La segunda razón es que todavía no está definido si el religioso cometió delitos por el hecho de participar en los encuentros.

“Está pendiente dentro de la investigación el esclarecimiento si las acciones que realizó para concertar y mediar para que se diera dicha reunión pueden construir algún grado de participación delictiva”, indica el texto que la Fiscalía envió al Congreso que cita el rotativo.