Sorprenden a 20 hombres en fiesta sexual en vivienda de Cali, Colombia; temen contagio masivo de COVID-19

Drogas, alcohol, juguetes sexuales y más, en plena emergencia por coronavirus

Sorprenden a 20 hombres en fiesta sexual en vivienda de Cali, Colombia; temen contagio masivo de COVID-19
Imagen ilustrativa de juguetes sexuales.
Foto: Shutterstock

Dos extranjeros que convocaron a una fiesta sexual en Cali, Colombia, en plena pandemia de coronavirus permanecen detenidos.

Fueron los “cazaCOVID-19”, un grupo creado por la Alcaldía de Cali, quienes intervinieron este martes en el inmueble.

Al llegar a la fiesta, que fue convocada por redes sociales y por la que los participantes pagaron para acceder, los oficiales encontraron material sexual,  así como drogas y alcohol.

Los agentes indicaron que uno de los detenidos en el lugar tenía alta la temperatura, por lo que temen que el encuentro pudo ser un foco de contagio en masa del virus.

“Estamos dando una batalla por la vida. Sin embargo, han citado por redes sociales una fiesta con una intencionalidad morbosa y peligrosa. Violentan la Policía, violentan la cuarentena, violentan la ley. Estamos ante un caso de posibles y presuntos contactos COVID-19. Quizás no saben que estamos teniendo más de 1,000 casos en Cali. Violentan todas las normas. No se trata de personas que han roto el aislamiento para ir a trabajar. Son unos insensatos”, dijo el alcalde Jorge Iván Ospina citado por El Tiempo.

La medida de aseguramiento intramural fue establecida luego de que se determinara que los individuos, cuya identidad se desconoce, eran los arrendatarios de la vivienda, a la que llegaron al menos 20 personas en contra de las disposiciones sanitarias para controlar el coronavirus.

El diario reportó que el Juzgado 31 Penal del Circuito dictó la medida cautelar contra los extranjeros quienes habrían convocado el encuentro en el barrio Paso del Comercio.

Otros 17 hombres presentes en la casa fueron liberados, pero deben pagar 930,000 pesos colombianos (unos $235 doláres).

Entre el viernes y el domingo de celebración de Madres, la Policía investigó unos 100 reportes de fiestas a pesar del toque de queda y la imposición de la ley seca.

Las autoridades diligenciaron 18 citaciones judiciales y 20 carros fueron inmovilizados, dijo el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas.