Mujer parió cuatrillizos idénticos en Texas en plena pandemia de coronavirus

Al principio, le dijeron que eran tres; y resultaron ser cuatro

Mujer parió cuatrillizos idénticos en Texas en plena pandemia de coronavirus
Hudson, Harrison, Henry y Hardy nacieron el 15 de marzo pasado, en el Texas Health Presbyterian Hospital Dallas.
Foto: https://www.texashealth.org/Newsroom / Cortesía

La posibilidad de tener cuatrillizos ocurre en solo uno de cada 11 millones de nacimientos, de acuerdo con Texas Health Resources. Una familia de Dallas se encuentra en estas cifras con el nacimiento de cuatro bebés idénticos en plena pandemia de coronavirus.

En un principio, a Jenny y Chris Marr se les informó que tendrían tres niños. Pero una semana después, en una visita con el Dr. Brian Rinehart, de Texas Health Dallas, éste les informó que encontró un huevo fertilizado que se partió en cuatro, lo que significa que cuatrillizos idénticos estaban en camino.

Así las cosas, Hudson, Harrison, Henry y Hardy nacieron de manera espontánea, aunque prematura, el 15 de marzo pasado, en el Texas Health Presbyterian Hospital Dallas.

Los bebés llegaron al mundo un día antes de que comenzaran las reglamentaciones obligatorias de distanciamiento social por la pandemia.

La pareja dice que nunca estuvieron preocupados, a pesar de los obvios desafíos de tener cuatro bebés de una en medio de una emergencia sanitaria como la que se vive.

“Sabía que si Dios nos iba a dar este regalo, estaríamos bien”, dijo Jenny, según un comunicado de la institución médica.

“Esta situación es tan increíblemente rara que solo hay unos 72 casos documentados de cuatrillizos espontáneos e idénticos”, dijo, por su parte, la doctora Lauren Murray, la obstetra-ginecóloga que atendió a la embarazada.

De acuerdo con el parte de prensa, los padres habían planificado una cesárea a las 34 semanas, pero los niños querían salir antes por lo que vieron la luz a las 28 semanas, lo que no es inusual en estos casos, de acuerdo con la doctora.

Una enfermera, un terapeuta respiratorio y un neonatólogo atendieron a cada bebé. Tras 10 semanas en la unidad de cuidados intensivos, el 25 de abril fueron transferidos a la Guardería de Atención Especial donde permanecieron por poco menos de un mes. El último bebé dado de alta fue llevado a su casa el 12 de mayo.

Por lo que ha visto en su práctica, Murray considera que las madres que han dado a luz en la era coronavirus han sabido mantener las disposiciones de seguridad.

“Las buenas noticias yo pienso que son que las mujeres embarazadas están naturalmente más motivadas a seguir las reglas para mantenerse seguras y considerar todas las prevenciones que nosotros estamos tomando”, dijo Murray. “Jenny era una paciente llevadera en ese aspecto. Ella entendió que lo que nosotros estábamos haciendo era por su seguridad y la de sus bebés. Por eso, ella hizo todo muy bien, sin ninguna complicación más allá del parto prematuro, que no es inusual para nacimientos múltiples”, agregó la especialista.

“Los bebés pudieron ir a casa cuando se alimentaban bien y ganaron suficiente peso, y esto sucedió en diferentes momentos. El único impacto que COVID-19 tuvo en este proceso fue que los bebés dados de alta no podían regresar a la unidad después de irse a casa, y quién podía visitarlos”, indicó Cyndi Kelley, gerente de la guardería de cuidados especiales del centro medico.