Automovilistas duermen haciendo fila para cruzar a EEUU ante las restricciones en la frontera

Los cambios de horario en los cruces fronterizos han generado un incremento en los tiempos de espera
Automovilistas duermen haciendo fila para cruzar a EEUU ante las restricciones en la frontera
Foto: CBP

A pesar de la caída en el flujo de vehículos y personas en la frontera de México y Estados Unidos el cruce por las garitas de Tijuana ha visto un incremento en los tiempos de cruce, según reportan usuarios que a diario cruzan para trabajar.

El cambio de horario por la garita de Otay, la cual está operando sólo de 6:00 de la mañana a 10:00 de la noche, ha generado que el cruce por San Ysidro sea más prolongado, refieren algunos automovilistas.

Muchos han optado por dormir en sus vehículos o dejar estacionado el auto en la fila para regresar a la hora en que abren la garita de Otay, según se pudo constatar.

Para poder llegar temprano a su lugar de trabajo en Estados Unidos, algunos de los que cuentan con residencia permanente o son ciudadanos estadounidenses, pero que viven en Tijuana, suelen trasnochar frente a la garita de Otay, en la cual se redujeron las horas de operación el pasado 3 de mayo.

A raíz de la contingencia sanitaria por el coronavirus, Aduana y Protección Fronteriza (CBP) ajustó los horarios de operación y redujo el número de carriles de ingreso en la mayoría de las garitas con México.

Testimonios recabados por Síntesis TV, una televisora local de Tijuana, refieren que aunque en la garita de Otay deben hacer fila y estacionarse desde horas antes de su apertura, es más conveniente que cruzar por San Ysidro.

Algunos aseguran que los tiempos de espera se han prolongado hasta por 7 horas, lo que implica un mayor consumo de gasolina que no les conviene.

Esta semana la administración del presidente Donald Trump extendió la restricción de viajes no esenciales a Estados Unidos hasta el 22 de junio, por lo que se estima que esta dinámica en la frontera prevalezca al menos durante un mes.