Sube tráfico en el Metro, autos y buses tras caída histórica: neoyorquinos desafían la cuarentena

Los viajes subterráneos promedian actualmente 600 mil al día, 50% más que en abril
Sube tráfico en el Metro, autos y buses tras caída histórica: neoyorquinos desafían la cuarentena
El Metro intenta superar un declive jamás visto
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Tras un declive sin precedentes durante la pandemia, seguido por un cierre también inédito en las madrugadas desde el 6 de mayo, el tráfico en el Metro de Nueva York ha subido 50%, aunque aún está muy por debajo de lo normal.

También ha habido un incremento en el uso de buses públicos y vehículos automotores privados, informaron las autoridades locales.

Las subidas son síntomas de una cierta reactivación en la movilidad de los neoyorquinos, que quieren recuperar la normalidad tras haberse superado el pico de la pandemia del coronavirus, destacó EFE.

Los viajes subterráneos promedian actualmente 600 mil al día, 50% más que los 400 mil de abril, según fuentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), citadas por el diario The New York Times.

La presidenta interina de New York City Transit, Sarah Feinberg, calificó el aumento de “significativo”, aunque los números todavía están muy por debajo del promedio diario de más de 5 millones de pasajeros antes de la pandemia.

La cantidad de pasajeros en autobuses también aumentó, de 400 mil diarios a unos 700 mil. En teoría más gente está tomando los buses -que se han vuelto prácticamente gratuitos-, que el Metro, pero la cantidad es difícil de determinar por la falta de control en los accesos para evitar contagios.

El sistema de transporte público más grande del país vio caer progresivamente su número de pasajeros hasta más del 90% desde marzo, incluso antes de la cuarentena estatal que inició el 22 de ese mes.

La autoridad de tráfico recientemente ha comenzado a cambiar su enfoque para atraer a los pasajeros de regreso al sistema, un esfuerzo que es clave tanto para fortalecer las finanzas del largamente deficitario sistema de transporte como para resucitar la economía de Nueva York.

Las medidas incluyen modernos sistemas de limpieza con luz ultravioleta que prometen acabar con el virus, que ha cobrado la vida de 123 trabajadores de tránsito, mayormente en las divisiones de Metro y autobús de la MTA.

Asimismo, en muchos barrios de Nueva York se ha detectado una mayor utilización de los autos particulares, por un lado debido a ciudadanos que recuperan cierta normalidad en sus jornadas y a cambios en el sistema de estacionamiento, que habían permitido hasta esta semana no tener que mover el vehículo por una moratoria en las multas.

Según una encuesta reciente, casi la mitad de los residentes de la ciudad de Nueva York planea evitar el transporte público cuando se levante la cuarentena del coronavirus, pero la mayoría quiere volver a la oficina, usando otras opciones de desplazamiento.