Sólo 5% piensa trabajar desde casa, pero 44% no planea usar transporte público cuando termine la cuarentena en Nueva York

Encuesta muestra tendencias a mediano plazo en la ciudad más afectada por el coronavirus

Sólo 5% piensa trabajar desde casa, pero 44% no planea usar transporte público cuando termine la cuarentena en Nueva York
Autobuses vacíos durante el confinamiento en NYC
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Según una nueva encuesta, casi la mitad de los residentes de la ciudad de Nueva York planea evitar el transporte público cuando comience a levantarse la cuarentena del coronavirus, pero la mayoría quiere volver a la oficina, usando otras opciones de desplazamiento.

44% de los encuestados por la compañía de investigación Elucd dijeron que “evitarán el transporte público por completo cuando termine este período de cuarentena actual”, mientras que sólo 18.5% planea regresar a sus hábitos de tránsito previos a la pandemia, lo cual perfila una mayor crisis para el ya deficitario Metro de Nueva York, que ha solicitado un rescate federal multimillonario.

Otro 31.5% dijo que planeaba “usar menos el transporte público”, eligiendo otros modos de viaje, como caminar, ir en bicicleta o automóvil.

Curiosamente sólo 5.5% de los neoyorquinos planean trabajar desde casa, según el sondeo, que encuestó a 410 residentes de la ciudad esta semana utilizando anuncios digitales.

La nueva aversión al tránsito público en NYC es ligeramente menor que el resto del estado (47.1%) y la nación (45.8%), según una encuesta de “evitar el tránsito por completo”, acotó New York Post.

Entre los neoyorquinos, el 61% dijo que estaría más seguro de tomar el transporte público si se obliga a los pasajeros a usar mascarillas.

“No se puede girar una perilla y hacer que todos tomen un automóvil”, dijo Ben Fried, activista del TransitCenter, con sede en Manhattan. “Simplemente no hay suficiente espacio para ello. Las calles tienen que ser una válvula de escape para este pasajero que va a ser desplazado del Metro”.

También sugirió cambiar los horarios para diluir las llamadas “horas pico” que aumentan el tráfico.

En una encuesta nacional, Elucd encontró que sólo el 10% de los viajeros de transporte público dijeron que se sentían seguros al regresar a su oficina en este momento, en comparación con el 27% de los usuarios que no usan transporte masivo.