Gana terreno propuesta de cobrar más impuestos a los ricos para aliviar a inmigrantes en NY

Un anteproyecto de ley impulsado por legisladores hispanos en Albany, permitiría crear un fondo de emergencia de $3.5 mil millones para ofrecer alivio a los indocumentados
Gana terreno propuesta de cobrar más impuestos a los ricos para aliviar a inmigrantes en NY
La senadora estatal, Jessica Ramos, asegura que se podría dar un subsidio de $3,300 a los excluidos de la ayuda federal.
Foto: MRNY / Cortesía

La catástrofe económica que viven miles de inmigrantes de Nueva York, que fueron excluidos de los planes de estímulo financiero del Gobierno federal ante el coronavirus, ha sido la palanca que impulsa a un grupo de legisladores en Albany, de origen hispano, a diseñar una ley que obligaría al selecto club de 112 multimillonarios del estado, a pagar un impuesto a la riqueza, que permita financiar planes de alivio a los indocumentados.

La senadora estatal colombo-estadounidense, Jessica Ramos, quien representa al Distrito 13 de Queens, que comprende los vecindarios de Corona, East Elmusth y Jackson Heights, justamente los más devastados por la pandemia en ese condado, lidera esta iniciativa legislativa, que espera tener en las próximas semanas, la receptividad de sus pares en la Asamblea y el Senado.

“Justamente, nuestras familias de inmigrantes han sido los trabajadores esenciales y los más castigados por esta crisis de salud. Y como una fuerza laboral importante, necesitan este respaldo. Se trata de una fórmula para apoyar a miles de familias honestas, que trabajan muy duro, pero está implícito dar un impulso estructural a nuestra economía”, dijo Ramos a El Diario.

La ecuación general del anteproyecto de ley, que se introdujo hace una semana, ya tiene claras algunas restas y sumas.

Los propulsores de la eventual modificación tributaria, apoyada también de manera tajante por la asambleísta Carmen de la Rosa, de origen dominicano, estiman que si se aplican tasas impositivas a los valores ponderados del crecimiento de la riqueza anual, de más de un centenar de ricos, se podría crear un fondo de $3.5 mil millones para los inmigrantes que fueron sacados de la lista de los cheques de ayuda federal.

“Los grandes magnates no pagan impuestos, específicamente, por el sostenido incremento del valor de sus bienes, ni al Gobierno federal, ni al Gobierno estatal. Aquí en Nueva York están concentradas las actividades y los bienes del mayor número de millonarios  del país”, razonó Ramos.

Con base a los cálculos preliminares, se estima que a las manos de cada familia afectada, que en muchos casos viven dificultades hasta para comer, puede llegar un monto de $3,000 a $3,500 mensual, diseñado como parte de un plan general de estímulo económico, mientras la emergencia siga pasando factura a los más vulnerables.

Falta convencer a Cuomo

Esta propuesta legislativa, de alguna manera, traduce las demandas de organizaciones comunitarias de base como Make The Road Nueva York (MRNY), que en varias demostraciones públicas han hecho visible la terrible situación de miles de familias de inmigrantes en la ciudad de Nueva York, ante el cierre de la economía para frenar la expansión del COVID-19.

“La creación de este fondo es el principio de muchas otras iniciativas razonables, que se necesitan hacer para nuestra comunidad, incluyendo la cancelación de la renta“, dijo a medios locales Yatziri Tovar, activista de MRNY.

En las últimas semanas aumenta la presión en las calles de desempleados ante el descalabro económico. (Foto: Cortesía MRNY)

Uno de los retos de los redactores de este paquete legal, será convencer al gobernador Andrew Cuomo que apoye el cargo impositivo a los más privilegiados.

El mandatario estatal ha reiterado que el estado de Nueva York enfrenta terribles dificultades financieras y de plano ha descartado que se tenga a corto plazo, algún plan de ayuda financiera a los indocumentados, más allá de la orden ejecutiva de prohibir los desalojos por moratoria en pago de la renta, en medio de la pandemia.

“Esperamos que el Gobernador apoye esta legislación, que finalmente es una forma de salvar nuestra economía. Tenemos confianza que esta propuesta bien razonada,  gane terreno en el Senado”, agregó la senadora Jessica Ramos.

¿Será posible un impuesto a la riqueza?

Aunque desde ya este debate luce controversial en la escena neoyorquina, no es la primera vez que se asoma en el escenario nacional la idea de aplicar a los multimillonarios un “impuesto a la riqueza“, inclusive muchos antes de que la pandemia del coronavirus, pusiera contra las cuerdas a la economía del país.

Un análisis de 2009 de la Reserva Federal, publicado por The New York Times (TNY), detalló que, a lo largo de las últimas tres décadas, que el 1% más rico de los estadounidenses vio un aumento en su patrimonio neto de 21 billones de dólares, mientras que la riqueza de las personas del 50% menos favorecidas, perdió $900,000 millones de dólares.

Encuestas a las cuales hace referencia el diario neoyorquino especifican, que casi siete de cada diez estadounidenses apoyaban impuestos más altos para los estadounidenses más ricos.

En números:

0.1% más rico de los estadounidenses paga un 3.2% de su riqueza en impuestos, en comparación con el 7.2% que paga, el 99% de los menos favorecidos, de acuerdo a reportes de TNY.