Sobrevivió a siete disparos, pero murió de coronavirus el hispano suicida que pidió a NYPD que lo mataran

El insólito y triste final de Ricardo Cardona parece una historia de ficción
Sobrevivió a siete disparos, pero murió de coronavirus el hispano suicida que pidió a NYPD que lo mataran
Un caso difícil de explicar y creer
Foto: NYPD

Un triste final para una historia insólita: Ricardo Cardona, hombre que pidió a la policía que lo mataran e incluso fingió un suicidio usando salsa de tomate como supuesta sangre, falleció de coronavirus en El Bronx (NYC).

A principios de abril, Cardona protagonizó uno de los episodios más insólitos y confusos durante la crisis de coronavirus en Nueva York.

El hombre de 55 años aparentemente decidió suicidarse provocando que la policía le disparara, tras descubrir que estaba contagiado con el virus y asumiendo que su perfil era de alto riesgo por ser obeso y diabético.

En el hecho recibió siete balazos, tras llamar a 911 y amenazar con una pistola antigua y un cuchillo militar con salsa de tomate a los dos agentes que acudieron a su edificio en Westchester Square.

Y aunque inicialmente sobrevivió a los balazos, murió días después en el hospital por COVID-19, según se supo ahora.

“Por favor, mátame”, repitió Cardona varias veces la mañana del 1 de abril al oficial Xaiver Marcus, mientras yacía en la calle, de acuerdo con las imágenes de la cámara corporal divulgadas por la policía ayer.

“¡No!”, respondió bruscamente Marcus cuando le ordenó que soltara sus armas: un antiguo revólver y un cuchillo de 12 pulgadas cubierto de salsa de tomate.

Cardona había llamado al 911 denunciando a un hombre armado en el vestíbulo de su edificio. En realidad, se trataba de sí mismo.

Los oficiales Marus y Cindy Nieves dispararon 11 veces contra Cardona, hiriéndolo siete veces en la parte inferior del cuerpo, dijeron los policías, según New York Post.

Los oficiales resultaron ilesos. Cardona fue llevado al Jacobi Hospital para tratar sus heridas, pero allí murió cinco días después.

El médico forense de la ciudad dictaminó que falleció por el coronavirus “complicado por las condiciones de salud subyacentes y las heridas de bala”.

Más tarde, la policía descubriría que la pistola antigua que blandió, un antiguo revólver de la Armada, no funcionaba.

Incialmente fue acusado de amenaza e intento de asalto a un oficial de policía, y posesión criminal de un arma, pero el caso penal contra Cardona se cerró después de su muerte, dijo un portavoz de NYPD.

Busque ayuda

  • Llame al 1.888.NYCWELL (1.888.692.9355).
  • Envíe el mensaje de texto “WELL” a 65173.
  • Revise información en https://nycwell.cityofnewyork.us/es/

ð