La misión de llevar el cheque de $1,200 a miles de desamparados

Miles de personas sin techo desconocen su derecho al pago

La misión de llevar el cheque de $1,200 a miles de desamparados
Activistas ayudan a desamparados a obtener su pago.
Foto: FREDERIC J. BROWN/AFP/Getty Images

Miles de personas en Estados Unidos desconocen que tienen derecho al cheque de estímulo de $1,200 dólares que el gobierno aprobó en marzo pasado.

Se trata de las personas sin techo, que según datos del 2018 son 552,830 en todo el país. Muchos de ellos tienen derecho a su cheque de estímulo por la pandemia del coronavirus, pero el gobierno tiene problemas para encontrarlos.

Los líos en la entrega de los pagos pasan por la falta de domicilio de los desamparados. El gobierno tampoco tiene datos de cuenta de banco para un depósito directo ya que muchos no declararon impuestos en 2018 y 2019. A esto se suma que la mayoría de los desamparados no tienen acceso a internet para poder actualizar sus datos en la herramienta Obtener mi pago que el IRS dispuso para el estímulo de $1,200.

Relacionado: Abuelos devuelven cheques de $1,200 al IRS porque no necesitan el dinero

Y un dato adicional, de gran importancia, es que un buen número de personas sin techo son discapacitados.

Es por eso que por varias semanas activistas de vivienda asequible y profesionales de la salud mental, que hacen parte de  organizaciones comunitarios o agencias del gobierno, se han dedicado a registrar desamparados para que pueden recibir sus pagos.

Los especialistas van a campamentos de desamparados y con un computador toman los datos de las personas. El proceso toma 10 minutos, según contó a USA Today Ryan Spangler, trabajador de salud mental del Heartland Alliance Health Outreach Team de Chicago.

“Algunos son escépticos”, dijo Spangler al medio. “Creen que no califican. No son muy optimistas. Otros se emocionan. Sienten alivio que alguien vino a ayudarlos”.

Relacionado: El cheque de estímulo de $1,200 no le rinde a la mayoría de estadounidenses, revela estudio

Miembros de organizaciones pro vivienda asequible han criticado al IRS y al resto del gobierno por su falta de guía para que los desamparados reciban los cheques.

“No hemos visto orientación del IRS o del Departamento del Tesoro sobre cómo las organizaciones pueden trabajar con las personas de menores ingresos y las personas sin hogar para asegurarse de obtener estos recursos”, dijo Sarah Saadian, vicepresidenta de política pública del National Low Income Housing Coalition (NLIHC). “Estas son las personas que más necesitan los recursos y es decepcionante que la administración no haya centrado su programa en sus necesidades”.

Saadian dijo a USA Today que el pago de estímulo fue diseñado para que lo recibiera la clase media. Las personas desamparadas o de escasos recursos quedaron al margen.

“Por lo general, las personas de ingresos más bajos tienen más probabilidades de verse afectadas por un desastre”, dijo Saadian. “Tienen los menores recursos para hacer frente a las dificultades económicas. Incluso antes de la pandemia, había 11 millones de hogares que estaban a una crisis financiera para quedar sin vivienda. Los cheques de estímulo podrían ayudarlos a quedarse en casa y satisfacer sus necesidades básicas”.