La Ley de Insurrección que Trump puede aplicar para desplegar a cientos de militares contra protestas

El presidente advirtió que el plan está sobre la mesa

El presidente Trump amagó con desplegar Fuerzas Armadas.
El presidente Trump amagó con desplegar Fuerzas Armadas.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI / AFP / Getty Images

El presidente Donald Trump amagó el lunes con desplegar cientos de militares para evitar desmanes en protestas por la muerte de George Floyd.

¿Puede hacerlo? Sí, bajo la Ley de Insurrección, que data de 1807 y se ha aplicado en varias ocasiones.

La norma permite al Comandante en Jefe enviar fuerzas armadas para reprimir una insurrección interna que ha obstaculizado la aplicación regular de la ley estadounidense.

“Siempre que el Presidente considere que obstrucciones ilegales… o la rebelión contra la autoridad de los Estados Unidos, hacen que sea impracticable para hacer cumplir las leyes… puede llamar al servicio federal, como la milicia de cualquier estado, y usar tales como las fuerzas armadas, según lo considere necesario para hacer cumplir esas leyes o para suprimir la rebelión“, indica la ley.

Aunque la ley establece escenarios en los que se requiere que el presidente tenga la aprobación del gobernador o la legislatura de un estado, también puede aplicarla sin esa venia, según Robert Chesney, profesor de derecho de seguridad nacional en la Universidad de Texas, citado por el Daily Mail.

Hay dos ocasiones en que esta ley se aplicó en el país, ambas relacionadas con temas raciales.

El momento más significativo fue en la década de 1960, durante el movimiento de los derechos civiles.

En 1992 se aplicó en Los Ángeles, California, cuando la absolución de cuatro policías por una paliza al automovilista afroamericano Rodney King provocó disturbios.

El experto Chesney considera complicado que, en caso de que el presidente Trump aplique la norma, sea impedido por alguna batalla en tribunales, debido a los poderes que le otorga la ley.

Debido a las movilizaciones violentas, más de 20 ciudades del país, incluido Nueva York, han impuesto toque de queda.