Cuomo advierte a los manifestantes que el coronavirus sigue siendo una amenaza en NY

El Gobernador pidió seguir las normas para evitar contagios, de cara a la reapertura del lunes, y anunció que las muertes llegaron a su nivel más bajo, con 49 casos

Cuomo advierte a los manifestantes que el coronavirus sigue siendo una amenaza en NY
Mandatario dice que "no es cuestión de libertad religiosa sino de evitar nuevos brotes de COVID-19"
Foto: Flickr Gobernación de NY / NY Governor Office

El gobernador Andrew Cuomo aseguró que la ciudad de Nueva York sigue por el camino de su reapertura pautada para el próximo lunes 8 de junio, pero advirtió una vez más que la crisis del COVID-19 pudiera empeorarse con las manifestaciones contra la brutalidad policial, si se dejan de lado normas básicas como usar máscara y tener distanciamiento social.

Cuomo anunció que a pesar de que los indicadores de la pandemia siguen disminuyendo y que la gran mayoría de manifestantes ha usado tapabocas, pidió no bajar la guardia ni echar por la borda los avances que se han logrado en casi tres meses.

El COVID-19 sigue siendo una amenaza real. Todavía estamos luchando contra eso. Sé que hoy no está en los titulares, pero todavía está en las personas y en la sociedad. Todavía estamos luchando contra eso”, dijo el mandatario en su conferencia diaria sobre el COVID-19, donde se mostró optimista por los datos más recientes y reveló que el número de fatalidades diarias alcanzó el martes su punto más bajo desde el inicio de lo que llamó la guerra contra “la bestia”.

Menos de 50 muertos

En el último día se registraron 49 muertes, de las cuales 37 ocurrieron en en hospitales y 12 en hogares de cuidado de ancianos, con una reducción de 9 casos, comparado con el lunes. La cifra de muertes, incluyendo los casos de muertes probables por COVID-19, llegaron a 30,134, incluyendo los 16,933 fallecimientos confirmados en la Gran Manzana y las 4,755 muertes probables adicionales en los cinco condados. En cuanto a los contagios, se ubican en los 374,085 en todo el estado y 201,806 en la ciudad.

Esto va mejor que nunca en Nueva York. Tenemos el menor número de hospitalizaciones y el menor número de muertes. Dios bendiga a la gente de Nueva York por lo que hicieron. Dios bendiga a las enfermeras y los médicos y los trabajadores esenciales y los trabajadores de primera línea porque salvaron cientos de miles de vidas en el estado de Nueva York”, agregó Cuomo.

“Urjo a los manifestantes que respeten el toque de queda para que los policías puedan lidiar con los saqueadores, que son unos oportunistas, que ven oportunidad de robar, eso es lo que son, tienen un comportamiento criminal y no vamos a permitir que nuestras ciudades en el estado estén en caos, punto (…) Protesten inteligentemente, el COVID sigue allí”. El toque de queda en la Gran Manzana se extendió hasta el próximo domingo, entre las 8:00 de la noche y las 5:00 de la mañana.

“Trump que lea la Biblia”

El Gobernador apareció en la conferencia sosteniendo una Biblia, como lo hizo el presidente Trump hace unos días, con lo que le lanzó duras críticas al mandatario federal.

“El presidente levantó la Biblia el otro día en Washington, D.C. Aquí en Nueva York la leemos“, dijo Cuomo, quien acto seguido leyó varios salmos del libro sagrado, que aseguró, son pertinentes ante la actual crisis social y política que se está viviendo en todo el país.

“Si una casa se divide contra sí misma, esa casa no puede sostenerse” y “apártate del mal y haz el bien. Busquen la paz y trabajen para mantenerla”, citó el mandatario, pidiendo a los manifestantes que siguen saliendo a protestar contra la muerte de George Floyd a las calles que continúen haciéndolo de manera tranquila, lejos de actos violentos que desdibujan sus exigencias.

A diferencia del día anterior, cuando Cuomo criticó duramente al NYPD y al alcalde Bill de Blasio por haber permitido violentos saqueos en Manhattn, Brooklyn y El Brox, principalmente, y ofreció la Guardia Nacional para ayudar a contener los desmanes, este miércoles el mandatario dijo que las autoridades hicieron un mejor trabajo.

“Los manifestantes fueron principalmente pacíficos. Los oficiales de policía tenían los números y la capacidad para hacer su trabajo y los resultados de anoche fueron muy, muy diferentes a los de la noche anterior y de eso se trata “, dijo el gobernador. “Creo que la gente de la ciudad de Nueva York debería sentirse mucho mejor ahora que después de la noche de los saqueos”.

Y sobre la molestia que causó entre los miembros de la Uniformada su dura crítica del lunes, Cuomo aclaró que jamás estuvo dirigida a los agentes y oficiales sino a sus líderes.

“Teníamos preparada a la Guardia Nacional para enviarla a la ciudad de Nueva York si los necesitaban, pero no creo que el NYPD los necesite. Creo que en Nueva York tenemos a la mejor policía del país, los policías actuales son los mejores, pero dije que creo que tuvieron problemas de manejo y de despliegue de suficientes policías”. manifestó el líder del estado. “Sabemos que pueden controlar esta situación, porque lo han hecho antes. Anoche (el martes), fue mejor. Recordemos lo que hicimos y sigamos mejorando”.

Cifras del coronavirus en Nueva York: