El Congreso amplía los plazos y cambia condiciones del PPP

El capital para la segunda ronda de préstamos no se ha acabado aún

Los préstamos PPP son para pequeños negocios./Shutterstock
Los préstamos PPP son para pequeños negocios./Shutterstock
Foto: Shutterstock

El Congreso ha aprobado una mayor flexibilidad en el uso de los préstamos del programa Paycheck Protection Program –PPP– del SBA respondiendo así a la demanda de muchos pequeños empresarios que explicaban que iba a ser difícil beneficiarse del perdón del préstamo con las condiciones iniciales del préstamo.

Cuando aún quedan $124,000 millones por conceder de la segunda ronda del PPP, los legisladores han permitido que el perdón del préstamo ocurra cuando el 60% de la cantidad se dedique a pagar salarios, en vez del 75% anterior, y que se pueda usar ese dinero en seis meses en vez de dos. Hay más tiempo, además para devolver la parte del préstamo no perdonable.

El 30 de junio es el último día para solicitar este préstamo. Hasta finales de mayo se han hecho 4.4 millones de préstamos, gracias a las dos rondas de capital aprobadas para ello, y el total del dinero puesto en circulación ha sido algo más de $510,000 millones.

Muchos empresarios se habían quejado de que con el plazo anterior apenas se tenían semanas antes de saber si el negocio se podía abrir y los empleados no tenían mucho que hacer cuando se está cerrado por fuerza mayor.

De hecho, sin esta ley que aún tiene que ser firmada por el presidente los primeros en recibir el dinero tendrían que empezar a devolverlo en apenas semanas.

Desde el Center for Responsible Lending se indicaba que la legislación no incluye mejoras clave que son importantes para que los más pequeños y vulnerables negocios, incluidos los que están en manos de personas de color. tengan acceso suficiente al PPP y el perdón de estos créditos. Algunas de estas mejoras son de procedimiento para el perdón del préstamo a quienes hayan recibido cantidades pequeñas, además de un establecimiento de una comisión pequeña de apertura para los préstamos más reducidos.

Así se asegura que no se penaliza a los negocios más pequeños y las empresas unipersonales.