Caso Vanessa Guillén: veteranos del Ejército de EEUU creen que militares de Fort Hood deben retirarse de investigación

"Protect Our Defenders", una organización sin fines de lucro que aboga por los soldados víctimas de abusos sexuales, considera que las autoridades locales de Texas deben liderar la pesquisa

Caso Vanessa Guillén: veteranos del Ejército de EEUU creen que militares de Fort Hood deben retirarse de investigación
Imagen ilustrativa de un veterano de las fuerzas armadas.
Foto: Sydney Rae / EFE

“Protect Our Defenders”, una organización sin fines de lucro que aboga por los militares víctimas de abusos sexuales, considera que las autoridades policiales de Texas deben liderar la investigación criminal por la desaparición de la soldado Vanessa Guillén mientras se encontraba en la base militar Fort Hood.

“Es algo que la milicia necesita sacar la cabeza fuera de la arena (no participar) y ser abordado con seriedad”, dijo el excoronel Don Christensen.

El presidente de la entidad agregó, en declaraciones a KHOU 11 que el revuelo causado por el caso de la joven de 20 años de origen mexicano “destruye la camaradería que se debe tener en la organización. Devalúa el aporte de las mujeres al servicio, y, muchas veces, conduce a la violencia”.

Para el portavoz, las autoridades militares demostraron desde el principio que no tomaron el caso con seriedad; y ahora, “simplemente no están teniendo resultados”.

No fue hasta casi dos meses después de la desaparición de Guillén que miembros del alto mando se pronunciaron públicamente sobre el caso y los esfuerzos de búsqueda.

Hace poco más de una semana que el Ejército de EEUU suministró fotos a la prensa de las supuestas indagaciones en zonas cercanas al fuerte, en lo que algunos tomaron como un espectáculo mediático, incluso la madre de la joven, Gloria Guillén.

Este miércoles, Texas Equusearch, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la búsqueda y rescate de personas desaparecidas, indicó que ampliaron la búsqueda a un nuevo vecindario cerca de Fort Hood. Los integrantes de este grupo distribuyen volantes con datos sobre Vanessa casa por casa.

En medio de una reunión con parientes, representantes legislativos y la organización LULAC este martes, oficiales de la base manifestaron que creen que la militar fue víctima de un crimen (foul play). Agregaron que la investigación continúa.

La familia de la soldado teme que, como ha ocurrido en otros casos, Vanessa haya sido secuestrada, violada y, posiblemente, asesinada. La joven le había confesado a su madre que estaba siendo acosada por un sargento. Sobre este particular y la investigación en curso de las alegaciones, las autoridades no se han expresado.