El tabaco, estimulante de indígenas y llevado a Europa por Colón

La nicotina no es cancerígena por sí sola, pero sí es muy adictiva
El tabaco, estimulante de indígenas y llevado a Europa por Colón
Foto: Monica Volpin / Pixabay

La planta del tabaco es originaria de América. Desde hace aproximadamente 2,000 años los hombres han inhalado el humo de sus hojas. Fue descubierto por Cristóbal Colón en 1492 en la tierra de los arahuacos (en las Antillas) y llevado a Europa donde años después se distribuyó en forma de cigarrillos.

Según observó Colón, los indígenas del Caribe fumaban el tabaco valiéndose de una caña en forma de pipa llamada tobago, de donde deriva el nombre de la planta.

Algunas investigaciones señalan que se usaba en las grandes celebraciones y para sellar alianzas de guerra o acuerdos de paz.

Los mayas lo empleaban con fines religiosos y políticos, así como medicinales. Mientras que los aztecas lo conocían como yetl y lo empleaban como agente medicinal, sustancia narcótica y embriagante.

El hábito de la reina de Francia

Francisco Hernández de Toledo llevó la semilla a España en 1510 y cincuenta años después el embajador Jean Nicot lo introdujo en Francia, le adjudicó propiedades medicinales y es gracias a él que la planta recibe el nombre genérico de Nicotiana.

Jean Nicot, lo recomendó en su forma de polvo inhalado nasalmente a la reina de Francia, Catalina de Médicis, como remedio en contra de sus frecuentes e intensos dolores de cabeza. La reina lo hace hábito y su uso de extiende entre la nobleza como una regla de etiqueta.

Se extendió por el mundo

Los marinos europeos fueron los se encargaron de llevar el tabaco a los países orientales con lo que se extendió por todo el mundo a finales del siglo XVI. Incluso los turcos empezaron su cultivo de la N. rustica, originaria de México.

Consumo penado con horca y decapitación

Algunos vieron el tabaco como medicinal, mientras que otros lo vieron como tóxico y adictivo. Su consumo era penado con diversos castigos como excomunión, horca, decapitación y hasta mutilación en Dinamarca, Rusia, China y Turquía.

Felipe III de España decretó en 1606 que el tabaco sólo podía cultivarse en Cuba, Santo Domingo, Puerto Rico y Venezuela y ordenó pena de muerte para los que vendieran semillas a los extranjeros. Luego, en 1614, el rey designó por decreto a Sevilla como la capital del mundo del tabaco, al ordenar que se estableciera la primera gran fábrica de tabaco. España fue el primer sitio en donde se gravó fiscalmente la importación de tabaco.

Identificada como veneno

En 1753, el naturalista Carlos Linneo bautizó la planta de la familia de las solanáceas con el nombre de Nicotiana tabacum.

Los alemanes Wilhelm Heinrich Posselt y Karl Ludwig Reinmann aislaron por primera vez la nicotina de la planta de tabaco  en 1827 y la identificaron como un veneno. Incluso años antes fue usada como insecticida.

Nicotina causa 1 de cada 5 muertes en Estados Unidos

La nicotina es un alcaloide sedante y un estimulante presente en el la tabaco que no es cancerígena ni excesivamente dañina por sí sola, pero sí es muy adictiva.

Masticar o inhalar productos de tabaco generalmente libera más nicotina en el cuerpo que fumar, que es la forma más popular de consumir nicotina.

Indirectamente, la nicotina provoca la liberación de dopamina en las áreas de placer y motivación del cerebro. Un efecto similar ocurre cuando las personas toman heroína o cocaína, explica Medical News Today.

El tabaco mata hasta a la mitad de las personas que lo consumen, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Estados Unidos fumar cigarrillos es la causa de aproximadamente 1 de cada 5 muertes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).