Por qué no es recomendable desinfectar tu auto con radiación ultravioleta

El uso de luz ultravioleta ha surgido como una opción para desinfectar los autos ante la presencia del virus COVID-19, sin embargo su uso no ha sido del todo aceptado
Por qué no es recomendable desinfectar tu auto con radiación ultravioleta
Desinfectar tu auto de manera regular ayudará a mantenerte a salvo frente a la pandemia de COVID-19.
Foto: Getty Images

Uno de los lugares donde más tiempo pasamos es a bordo de nuestro auto, razón de sobra para que tengamos especial atención en él y lo mantengamos en excelentes condiciones, sobre todo ahora tras las medidas de precaución requeridas que se han derivado de la pandemia por coronavirus.

Existen diversas formas de sanitizar nuestro auto, sin embargo, no todas resultan una buena opción, pues de acuerdo con el Ministerio de Sanidad en España, debe considerarse la advertencia sobre los productos y procedimientos que se utilizan para suprimir la presencia del virus en los autos, pues algunos pueden resultar nocivos.

Actualmente existen establecimientos que ofrecen el servicio de desinfección de autos, y algunos de ellos usan la técnica de radiaciones ultravioleta-C para la sanitización, pero el organismo español ha señalado que “por el momento se desconoce si la radiación UV-C puede reducir la población del virus de manera suficiente para una desinfección óptima“.

Cabe señalar que el uso de la radiación UV-C no se puede aplicar en presencia de personas o algún ser vivo, pues los efectos pueden surtir un riesgo inminente en la salud. Entre las medidas de prevención más recomendadas siguen siendo mantener la higiene de manos, el uso constante de cubrebocas, uso de detergentes y desinfectantes y, sobre todo, el distanciamiento social.

Sanidad hace hincapié en 3 métodos de desinfección para los autos que debes considerar antes de elegir la radiación UV-C:

. La primera consiste en la limpieza manual con productos biocidas, incidiendo de manera directa sobre un número limitado de puntos (volante, manillas, palanca de cambios, freno de mano, salpicadero…). Es un procedimiento, sencillo, rápido y económico, la única desventaja es que es imposible acceder a todos los elementos del coche, por lo cual no se puede garantizar una desinfección total.

. El segundo procedimiento recomendado es el uso de ozono, un elemento químico en forma de gas que llega a todos los rincones de la unidad, asegurando una desinfección completa. Sin embargo, el ozono también es un viricida muy tóxico. De acuerdo con el portal Motorpasión, en concentraciones bajas puede irritar los ojos y las vías respiratorias produciendo tos, ataques de asma y dolor de cabeza. En concentraciones altas puede afectar de forma severa a los pulmones, alterar el sistema inmunológico y en casos extremos producir la muerte, según Sanidad.

Después de lo anterior, cabe destacar que los procesos de desifnección con ozono deberán ser realizados siempre por personal cualificado, debidamente protegido y bajo entornos ventilados.

. La tercera opción es realizar una fumigación biocida, la cual consistente en la aplicación mediante la nebulización de un producto autorizado por Sanidad en el interior del coche. No es tóxico y es tan efectivo como la desinfección manual.

Sea cual sea el método de desinfección que uses para eliminar los virus, bacterias y hongos dentro de tu auto, lo más importante es que siempre tomes las precauciones necesarias para mantener a salvo tu salud y la de tu familia.

**********

Te puede interesar.