Buses de Nueva York seguirán gratis hasta que se aíslen las cabinas de los conductores para evitar contagios

No hay una fecha exacta para terminar ese trabajo, entre fines de agosto y principios del otoño

Buses de Nueva York seguirán gratis hasta que se aíslen las cabinas de los conductores para evitar contagios
Bus MTA durante la pandemia
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Cuando en marzo comenzó la pandemia, el acceso a los buses públicos de NYC quedó limitado a la puerta trasera para proteger a los conductores, dejando el servicio prácticamente gratis, aunque la MTA enfrenta un déficit sin precedentes.

La situación se mantendrá así por lo menos hasta el otoño cuando, una vez instaladas cabinas de protección a los conductores, se retomará el acceso por la puerta principal y con ello el acceso a la máquina de pago. Así lo ha exigido el sindicato TWU Local 100.

La MTA instalará barreras de plexiglás y plástico para proteger a los choferes, dijeron ayer las autoridades. Pero no se ha establecido una fecha exacta para la reanudación del servicio de la puerta de entrada y el cobro de tarifas.

“Estamos en un despliegue muy agresivo y acelerado (…) Haremos todo lo posible para proporcionar una protección adecuada a nuestros operadores”, afirmó Craig Cipriano, jefe de buses en MTA.

Las autoridades esperan desplegar los divisores de plexiglás a un costo de $1,500 dólares por unidad en 4,200 autobuses locales a partir de julio o agosto, y se espera su finalización en algún momento del otoño, dijo Cipriano durante una demostración en el estacionamiento “Michael J. Quill” en Hudson Yards, Manhattan.

Otros 600 autobuses locales y mil expresos recibirán una separación de vinilo similar a una cortina de ducha de plástico para fines de agosto, a un costo de $300 a $500 dólares por vehículo, afirmó Cipriano.

“Ésta es una solución a corto plazo. También estamos trabajando en otras soluciones que son… a largo plazo”, dijo a los periodistas. “Una solución en la que estamos involucrando a nuestros fabricantes de autobuses es el potencial de tener un compartimento de operador completamente cerrado. Pero ese es un nuevo diseño de un autobús. Eso no sucedería por algún tiempo”.

El presidente de TWU Local 100, Tony Utano, advirtió que “No vamos a permitir que nuestros operadores saquen un autobús sin una barrera de protección mientras continúa la pandemia”.

Desde marzo, más de 10 mil empleados de la MTA se reportaron enfermos y 132 han muerto por el coronavirus, resaltó New York Post.

De momento, la puerta delantera, que dispone de rampa, sólo está disponible para pasajeros mayores, embarazadas y/o discapacitados. En el caso de los autobuses expresos, que no disponen de acceso trasero, los pasajeros pagan y acceden como siempre, pero deben sentarse al menos tres filas detrás del conductor.