Tom Hanks vuelve a la II Guerra Mundial como capitán de un destructor en ‘Greyhound’

El actor comparó la guerra con la situación que vive el mundo en la pandemia del coronavirus

Tom Hanks interpreta a Ernest Krause, un veterano oficial de la marina que entra en combate por primera vez.
Tom Hanks interpreta a Ernest Krause, un veterano oficial de la marina que entra en combate por primera vez.
Foto: Apple / Cortesía

Tom Hanks fue noticia hace pocos meses cuando se convirtió en el primer famoso de talla mundial en contagiarse de coronavirus.

“Como canarios en la mina de COVID-19 estamos bien. Tuvimos 10 días de síntomas, después estuvimos aislados, pero no necesitamos tratamiento médico especializado”, contó Hanks en una conferencia de prensa telemática con motivo de su último proyecto.

Ya recuperado y a punto de cumplir 64 años, el actor estadounidense estrena este 10 de julio en Apple TV+ su última película, “Greyhound”, en la que además de protagonista es guionista.

“Greyhound”, basada en la novela “The Good Sheperd” de C.S. Forester, nos sitúa en medio del Océano Atlántico durante la II Guerra Mundial, en un buque destructor que tiene que proteger una flota de 37 mercantes que llevan provisiones y soldados de Estados Unidos a Europa. Cerca de las costas, los barcos aliados reciben protección aérea, pero en medio de la travesía tienen que pasar cinco días por un “agujero negro” que les deja a merced de los submarinos U-boats alemanes, con la única defensa de destructores como el capitaneado por Ernest Krause (interpretado por Hanks).

Para el actor, hay similitudes entre la II Guerra Mundial y la pandemia que está viviendo el mundo. En el film, el protagonista tiene una cita en su camarote que pone “Yesterday, Today and Forever” [Ayer, hoy y para siempre]. Fue Hanks el que se aseguró de que apareciera en pantalla.

“Ayer ya pasó. Hoy es lo que podemos hacer para poner nuestra parte. Y para siempre es que no sabemos qué va pasar. Nadie sabe hasta cuándo vamos a convivir con COVID-19. Lo único que podemos hacer es nuestra parte hoy, como esos hombres en el barco sólo pueden hacer lo que se espera de ellos”, explicó el actor.

“Y hoy sólo hay tres cosas que podemos hacer: ponernos una mascarilla, lavarnos las manos y mantener la distancia social. No es complicado”, aseguró. “Igual que en medio del Atlántico aquellos hombres sólo podían y tenían que hacer lo que habían sido preparados para hacer”.

“Creo que todas las películas de la II Guerra Mundial hablan de la condición humana hoy, en 2020”, apuntó Hanks, que calificó de “idiotas” a quienes no son capaces de cumplir con su responsabilidad en la pandemia.

Estreno en Apple TV+

“Greyhound” iba a estrenarse en cines, pero la pandemia cambió los planes.

“Nos rompió el corazón saber que esta película no se iba a proyectar en salas. Iba a salir en junio entre Wonder Woman y Top Gun”, comentó Hanks.

“Apple vino al rescate y nos dio la opción de lanzarla, y en todo el mundo a la vez, lo cual es muy bueno. Pero va a tener una imagen diferente, un sonido diferente, a si la vieran en el cine. No hay un sustituto para ver una película en una sala rodeado de gente”, aseguró.

“No es malo, es diferente”, continuó.

El capitán enfrenta sus inseguridades a la vez que debe transmitir confianza a la joven tropa. / Foto: Apple
El capitán Krause enfrenta sus inseguridades a la vez que debe transmitir confianza a la joven tropa. / Foto: Apple

Hanks, que ya protagonizó otro clásico bélico como “Saving Private Ryan” bajo la dirección de Steven Spielberg, cree que hacía falta una película más fiel a la realidad de lo que pasó en la Batalla del Atlántico.

“Las películas de la marina en la II Guerra Mundial casi siempre me decepcionaban”, explicó.

“En los años 50 no tenían la técnica necesaria. Lo que sí había era personajes muy interesantes, pero en el aspecto naval diría que hasta Star Trek no hay una buena película del navy. Además, el elenco tenían como 35 años, cuando en los barcos la edad media era de 22 ó 24 años”, explicó.

Un buque real y mucho CGI

Esa búsqueda de realismo en “Greyhound” se traduce en actores secundarios jóvenes, en un diálogo muy técnico que es difícil de seguir y en una trama que ocurre casi todo el rato en el interior del barco.

Buena parte de la película se rodó en el USS Kidd, un destructor de la época que hoy es un museo sobre el río Mississippi en Baton Rouge, Luisiana.

“Es el único que queda con la configuración de la II Guerra Mundial, porque muchos se adaptaron para la Guerra del Vietnam”, explicó Aaron Schneider, director del film.

El resto del film se rodó en un estudio que replicaba el buque. El mar es 100% imagen creada por computadora, [CGI: Computer Generated Imagery].

“Estudiamos la posibilidad de poner un barco en el agua, pero era muy complicado para una película de nuestro presupuesto. Fue una película rápida filmada en 35 días”, dijo Schneider, quien destacó cómo la el film mete al espectador en un momento de máxima tensión dentro de un destructor en plena batalla con los submarinos alemanes

“Lanza a la audiencia a un mundo muy técnico, militar, a la vez que el drama fluye por detrás”, explicó Schneider sobre los diálogos, escritos por el propio Hanks.

“Además de su habilidad como actor, Tom Hanks transmite empatía de forma natural. Para este papel y esta película era el actor perfecto”, aseguró el director.

“Vas a ver una película de Tom Hanks sabiendo que te va a dar algo especial y una conexión con la audiencia”, sentenció.

"Greyhound" se estrena el 10 de julio en Apple TV+.
“Greyhound” se estrena el 10 de julio en Apple TV+.