El Senado deja a los afectados por el COVID-19 al borde del precipicio económico

Ayudas clave como el seguro extra de desempleo están a punto de finalizar mientras se espera una ronda más de ayudas

El Senado deja a los afectados por el COVID-19 al borde del precipicio económico
El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha mantenido reunionoes con el jefe de la Oficina de la Casa Blanca, Mark Meadows y el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin para ultimar la propuesta de alivio fiscal./ EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS
Foto: EFE

Más tiempo. El líder del Senado, el republicano Mitch McConnell, retrasó hasta la semana que viene el avance de la propuesta que van hacer los conservadores en la Cámara Alta para poner en marcha un nuevo estímulo fiscal que apuntale lo que ha podido sostener un CARES Act con provisiones que están venciendo y llegar donde esta legislación.

Se trata de evitar una catástrofe económica y social. Y tiempo es algo que no sobra.

No sobra en hogares acosados por una pandemia que afecta a cuatro millones de personas en el país (que se sepa) y ha cobrado casi 145,000 vidas en este momento. Tiempo no sobra cuando el coronavirus ha parado y cambiado la actividad económica de tal manera que nunca ha sido más claro ver que se está en una fuerte recesión. El 11.1% de la fuerza laboral está desempleada, millones de personas no pueden pagar su alquiler, su hipoteca o mantener su empresa y las filas ante los bancos de alimentos no se mitigan.

Los desempleados que hasta ahora tenían $600 extras aportados por el Gobierno federal en su seguro de desempleo dejarán de recibirlos a partir de este fin de semana —30 millones de personas dependen de este ingreso y con ello el consumo que mueve la economía–. El cheque de estímulo directo dura poco.

La moratoria de desalojos por falta de pago de alquiler de la que se benefician uno de cada cinco inquilinos venció el viernes 24 de julio aunque se mantienen las protecciones en algunos estados.

Millones de personas están al borde del precipicio económico y no saben si sus hijos irán a la escuela o la universidad o cómo van a pagar las facturas médicas. La congresista por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, lamentaba hace semanas que el Senado apurara hasta el ultimo minuto para negociar concesiones imposibles con los demócratas sabiendo que ya no hay tiempo.

Los republicanos y la Casa Blanca han estado negociando el contenido de una legislación que los conservadores en el Senado quieren dejar en $1billón y la Cámara de Representantes estima en la legislación HEROES Act, aprobada en mayo, que debe alcanzar los $3.5 billones.

Queda mucha negociación entre republicanos y entre estos y demócratas referente al qué y al cuánto pero, de momento, esto es lo que se va perfilando.

  • Ayudas extra al desempleo

No parece que los $600 extra estén en la agenda republicana. Los conservadores creen que este pago, que en ocasiones es más elevado que el que obtendrían muchas personas trabajando por salarios mínimos y ligeramente por encima de estos, desincentiva la búsqueda de empleo.

La respuesta puede estar en una ayuda de apenas $200 dólares más o el 70% del sueldo que se tuviera. Es la parte más contenciosa de estas negociaciones.

Los economistas de la Initiative on Global Markets de la Universidad de Chicago Booth School of Business consideraron que mantener los $600 o aumentarlos es la mejor manera de incentivar la economía. Se mantiene el consumo con el que se genera empleo. Aunque hay casos de salarios que desincentivan el trabajo, los economistas entienden que la mayor parte de los desempleados no trabaja por falta de oferta de trabajo.

  • Ayudas directas

Volverá a haber un cheque o reembolso directo a los americanos pero no se sabe ni a quién ni cuánto. En el CARES Act de marzo se establecieron $1,200 por contribuyente con número de seguro social y $500 por menor dependiente cuando el salario estuviera por debajo de los $99,000.

Hasta ahora los republicanos prefieren que estos cheques lleguen a hogares donde los ingresos no sean tan elevados. Se habló de $40,000 anuales. Los demócratas en su propuesta incluyen a contribuyentes con ITIN por lo que el cheque llegaría a familias de indocumentados.

  • Responsabilidad legal

Esto es una prioridad para los conservadores. Se trata de proteger a la profesión  médica pero también a negocios e instituciones educativas de demandas relacionadas con el COVID-19 a no ser que resulten de actuaciones totalmente negligentes. Para McConnell esto es algo no negociable cuando los demócratas lo que quieren es reforzar las regulaciones de seguridad e higiene en el empleo (OSHA).

  • Ayudas a Pequeñas Empresas

El dinero provisto con el Paycheck Protection Program (PPP) ha llegado a esquinas insospechadas y no ha llegado otras como las empresas minoritarias o las microempresas. No obstante, han dado oxígeno a muchas compañías y se espera que haya más ayudas similares para pequeñas empresas en las que la facturación por ventas ha caído más de la mitad. Eso englobaría a casi toda la hostelería y las ventas al por menor.

  • Ayudas a estados

Casi $1billón dedicaron los demócratas en el HEROES Act. Está por ver qué cantidad llegará a estados y localidades. Ante la posibilidad de la llegada de un cheque o una ayuda al desempleo no parece tan importante pero lo es.

Consideren que el año pasado los gobiernos de los estados y los municipios gastaron el equivalente al 17% del PIB, es decir, casi el doble de lo que la ley entera de estímulo fiscal republicana suma. Eso son servicios a los ciudadanos y asistencia social.

Los estados y muchos gobiernos locales están obligados por ley a tener equilibrio fiscal, ingresar por impuestos lo mismo que gasta. Si no hay ayudas solo hay tres salidas: gastar menos, subir los impuestos o hacer las dos cosas.

  • Escuelas

Las negociaciones en el Senado manejan una inversión de $105,000 millones para que las escuelas inicien el curso. La Casa Blanca quiere que esta ayuda llegue si de hecho el curso se inicia en los salones de clases. El CDC acaba de cambiar las directrices para abrir los centros educativos y con ello acomoda los deseos en este sentido del presidente Donald Trump.

Cifras de la crisis

23% de los latinos debe ya renta de su vivienda del mes anterior (encuesta hecha el 14 de julio) según el Center on Budgets and Policy Priorities.

$2 billones Es una cifra a la que hay que añadir 12 ceros y que equivale al 10% del PIB de EEUU. Se espera que el estímulo fiscal ronde esta cifra.

16.2 millones de personas están solicitando el seguro de desempleo de forma continuada hasta hace dos semanas, según las cifras más recientes del Departamento de Trabajo.

70% del PIB es consecuencia directa del consumo personal que a su vez depende de los ingresos. Sin ingresos o incertidumbre sobre estos, la economía se mantiene en la recesión.