¿Qué pasará cuando más de 25 millones de personas pierdan esta semana los $600 dólares extra por desempleo?

Los beneficios de $600 dólares por desempleo terminan en el momento en que un número récord de estadounidenses dependen de esa asistencia

¿Qué pasará cuando más de 25 millones de personas pierdan esta semana los $600 dólares extra por desempleo?
La terminación de los $600 dólares extra por desempleo generará una nueva ola de despidos.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Aproximadamente 25.6 millones de trabajadores se verán afectados a partir de este fin de semana por la pérdida del seguro federal de desempleo, según estimaciones de la organización The Century Foundation.

Los $600 dólares semanales del programa federal  fueron establecidos como parte de la Ley CARES aprobada por el Congreso a finales de marzo que la dotó de $2.2 billones de dólares para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Los que fueron elegidos para el seguro recibieron $600 dólares adicionales además de los beneficios de cada uno de sus estados. Este aumento fue programado para terminar el sábado 25 de julio con excepción de Nueva York, que concluyó el domingo 26, según informó el Departamento del Trabajo.

De los 25.6 millones de trabajadores que perderán el beneficio, 15.6 millones de personas están inscritos en los programas estatales de desempleo que actualmente reciben el aumento extra de $600 dólares. Alrededor de 9 millones de personas reciben apoyo del Programa de Asistencia de Desempleo Pandémico, que cubre a los dueños de negocios que trabajan por cuenta propia, trabajadores temporales y contratistas independientes. Además, 1 millón de estadounidenses  reciben beneficios a través de la Compensación de Desempleo de Emergencia Pandémica. Solo los programas PUA y PEUC se extenderán hasta finales de este año.

El impacto económico de los beneficios adicionales asciende a $15.4 mil millones por semana en todo el país. Los estados gastaban menos de $ 1000 millones de dólares por semana en desempleo antes de la crisis sanitaria, según informó la Fundación Century.

El informe señala que la ayuda por desempleo ha logrado que las familias beneficiadas puedan pagar sus cuentas médicas, el cuidado de sus hijos, pagar el alquiler mientras esperan una oportunidad para regresan a trabajar, dijo Andrew Stettner, experto en desempleo e integrante de la fundación.

Relacionado: Sería una catástrofe no extender el subsidio de $600 dólares de desempleo, advierten dos expresidentes de la Fed.

¿Qué pasa una vez que termine el apoyo de $600 dólares?

Una vez que los pagos de beneficios extra de $600 dólares concluya, los trabajadores desempleados recibirán solo las compensaciones que los estados entregan que varían dependiendo de las entidades. Se estima que los trabajadores perderán entre el 50 y el 85% de sus beneficios una vez que el aumento de $600 dólares concluyó.

Brookings estima que el promedio nacional de pagos semanales era de $387 dólares antes de la llegada de la pandemia. Para el estado de Massachusetts los trabajadores desempleados recibían $550 dólares semanales, en Arizona $240 dólares y en Misisipí $215 dólares.

Esta diferencia será un choque para la gente en donde las mujeres, los afroamericanos y los latinos son los más afectados por la reducción de los beneficios dijo Stettner, quien agregó que “existen implicaciones claras de justicia racial en el retorno de los beneficios estatales de desempleo  que los estados con mayor proporción reportada de beneficiarios negros cuentan con los menores beneficios”.

En junio, la Oficina Presupuestaria del Congreso estimó que hasta el 42% de los que recibían beneficios de desempleo no eran blancos. En los estados la mayoría de las personas que reciben los beneficios de desempleo son mujeres, según la investigación de la Fundación Century.

Se calcula que los beneficios de desempleo reemplazan alrededor del 45% del salario de un trabajador, pero con el aumento, algunos trabajadores pueden ganar más dinero estando desempleados que regresando a sus trabajos. Algunos legisladores han introducido alternativas a la extensión del beneficio de $600 dólares, incluyendo el pago de una “bonificación” a los trabajadores cuando regresan a su empleo anterior. Sin embargo, cuándo más de 25 millones de personas dejen de recibir los $600 dólares extras, ese impacto tendrá un efecto multiplicador en toda la economía.

El economista Jason Furman dijo en el Congreso, que estimó que los $600 dólares adicionales del subsidio de desempleo aumentan un 2.8% el PIB y permiten mantener al menos  3 millones de puestos de trabajo.

La terminación de los $600 dólares adicionales por desempleo generará una nueva pérdida de puestos de trabajo mayor a las vistas en las recesiones de los años 90 o principios del 2000, dijo Josh Bivens, director de investigación del Instituto de Política Económica.

También te interesará: