Termina el bono extra de $600 dólares semanales y los expertos advierten que la reducción de la ayuda por desempleo será insuficiente

Los reclamos de beneficios por desempleo se han mantenido por encima del millón durante 18 semanas consecutivas
Termina el bono extra de $600 dólares semanales y los expertos advierten que la reducción de la ayuda por desempleo será insuficiente
Más de 25 millones de trabajadores perderán el bono extra de $600 dólares este fin de semana.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Mientras el número de despidos aumentan y más casos de coronavirus se registran en todo el país, el bono extra de $600 dólares de beneficios federales de ayuda por desempleo se terminó este fin de semana.

Se trata de un momento crítico donde una gran cantidad de estados han retrasado las reaperturas bajo una amenaza que pone en peligro la recuperación económica. Los demócratas han abogado por una extensión de los beneficios de ayuda mientras el presidente Donald Trump y algunos republicanos están preocupados ya que aseguran que la ampliación del beneficio económico desincentiva a los estadounidenses desempleados a regresar a trabajar porque estuvieron ganando más dinero con los recursos de ayuda que con los ingresos producto de su trabajo antes que la pandemia llegara.

Más de 25 millones de trabajadores perderán el suplemento federal de los $600 dólares, según lo estimó la Fundación Century. Los críticos de se oponen a la expansión del seguro argumentando que el dinero extra ha desalentado a los estadounidenses a encontrar un nuevo trabajo, especialmente los empleados que recibían salarios bajos y en sectores como la tiendas minoristas y restaurantes. El argumento es que han recibido mayores ingresos con la ayuda del gobierno. Esto es lo que un grupo de expertos piensa sobre el bono de ayuda extra por desempleo:

Relacionado: ¿Qué pasará cuando más de 25 millones de personas pierdan esta semana los $600 dólares extra por desempleo?

Los datos

“El estímulo ha sido suficiente hasta ahora. Pero podríamos estar pasando por una segunda ola del virus. Démosle más tiempo y reconsiderémoslo después”, dijo el Dr. Michael Busler, analista de políticas públicas y profesor de finanzas de la Universidad de Stockton en Nueva Jersey al USA Today. Ahora los empleadores que ofrezcan trabajos con salarios bajos tendrán que pagar un poco más hasta que expiren los niveles de beneficios más altos.

Los expertos señalan que el aumento del desempleo ha sido fundamental para mantener a los trabajadores no esenciales en casa para contener la pandemia. El mercado laboral se enfrenta a una pérdida neta de 14.7 millones de puestos de trabajo debido a la recesión del coronavirus. El número de personas que han perdido su trabajo permanentemente hasta el mes de junio aumentó de 588,000 a 2.9 millones de desempleados. Entre los sectores más afectados se encuentra el sector restaurantero y el comercio minorista. Los expertos señalan que los trabajadores de oficinas parecen estar más expuestos a los despidos permanentes.

Michael Klein, profesor de asuntos económicos internacionales en la Escuela Fletcher de la Universidad Tufts, advierte que “quitar ese salvavidas solo llevaría a la economía a una recesión más profunda“. Klein señala que una gran cantidad de personas vive al límite y no cuenta con ahorros.

“Eliminar los $600 dólares no puede incentivar a la gente a conseguir trabajos que no existen”. Para Klein, esta red de seguridad es sumamente importante y advierte que “el argumento del desincentivo es algo que debe preocupar en tiempos normales, pero lo que estamos viviendo no son tiempos normales.”.

Los reclamos iniciales de beneficios por desempleo se han mantenido por encima del millón durante 18 semanas consecutivas. Tan solo la semana pasada un grupo de 1.4 millones de estadounidenses presentaron una solicitud de desempleo por primera ocasión, así lo informó el Departamento del Trabajo este jueves. En poco más de cuatro meses 52.7 millones de personas buscaron ayuda por desempleo por primera vez.

Relacionado: Cuánto dinero podríamos esperar de un segundo cheque de estímulo del IRS.

¿Cuánta gente obtuvo más dinero con los $600 dólares extra?

Un grupo de economistas de la Universidad de Chicago señala que más de dos tercios de los trabajadores con beneficios de desempleo ganan más permaneciendo en sus casas que cuando contaban con un trabajo.  Además el estudio señala que uno de cada cinco trabajadores desempleados elegibles recibirá beneficios por lo menos dos veces mayores que sus ingresos perdidos.

Brookings señala que en promedio un trabajador que cobra el desempleo y los $600 dólares gana entre $20.38 dólares por hora en Mississippi y $28.75 dólares en Massachusetts. En algunos lugares como Nueva York los $600 dólares adicionales no alcanzan a reemplazar el salario completo al igual que en ciudades con un alto costo de vida. El desconocimiento entre los salarios y el costo de la vida es tan extrema que incluso un extra de $600 dólares por semana no logra que un trabajador con un salario medio alcance el reemplazo total del salario.

Según el reporte, los programas estatales de desempleo sólo cubren el 40% de los salarios perdidos. El salario medio por hora en Estados Unidos es de $25.72 dólares. El Congreso pretendía cubrir el 100% de los salarios perdidos dada la gravedad de la recesión cuando los beneficios estatales promedian sólo $370 dólares por semana, según una estimación de Goldman Sachs.

Los republicanos en el Senado aún discuten un paquete de ayuda por coronavirus y apuestan por una extensión limitada de los beneficios de desempleo, según una declaración de Steven Mnuchin, el secretario del Tesoro.

A medida que los despidos continúan, algunos economistas temen que la reducción de los pagos no será suficiente para ayudar a los estadounidenses que se encuentran en dificultades, ya que más estados han detenido la reapertura provocando el cierre de empresas.

Durante los meses de mayo y junio 7.5 millones de personas desempleadas volvieron a trabajar y se calcula que el 70% de los integrantes de este grupo habría ganado más por el beneficio de desempleo, según lo explicó Heidi Shierholz, economista principal y director de políticas del Instituto de Política Económica.

“Las preocupaciones sobre el desincentivo al trabajo simplemente ignoran las realidades del mercado laboral para los trabajadores, es muy poco probable que rechacen un trabajo por un aumento temporal de las prestaciones, sobre todo cuando se sabe que los puestos de trabajo serán escasos durante mucho tiempo“, dijo Shierholz en una entrada de un blog del instituto.

También te interesará: