Gobernador culpa al alcalde y pandemia por auge “intolerable y devastador” del crimen en Nueva York

Advierte que las cifras negativas afectan la recuperación, pero obvió la polémica reforma penal que él firmó
Gobernador culpa al alcalde y pandemia por auge “intolerable y devastador” del crimen en Nueva York
Anarquía y pobreza en NYC
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

El gobernador Andrew Cuomo está “muy preocupado” por la ola de crímenes “devastadores” que afecta a NYC, y ayer enumeró como causas el sentimiento anti-policial, la decisión del alcalde Bill de Blasio de liberar miles de reclusos de Rikers Island durante la pandemia y la crisis económica.

“Estoy muy preocupado por eso”, dijo el gobernador ayer durante una conferencia de prensa en Albany, luego de que NYPD anunciara un aumento de 176% en los tiroteos, algo que ha llamado la atención hasta en la Casa Blanca.

“El resultado es intolerable y es devastador y, a largo plazo, mientras intentamos que la ciudad de Nueva York vuelva a funcionar, también es negativo para poner a Nueva York al día”, dijo Cuomo retóricamente.

“En términos de violencia general en la ciudad de Nueva York, entiendo lo que dijo el alcalde sobre los tribunales. Los tribunales tienen una opinión diferente y le respondieron. Creo que hay una serie de factores que están en juego”, afirmó, declinando tomar partido sobre si las restricciones en los grandes jurados y las audiencias en persona por el coronavirus han contribuido al aumento en los tiroteos.

Para Cuomo, las causas principales son otras: una relación tensa entre la comunidad y la policía después de las manifestaciones por la muerte de George Floyd, las liberaciones de Rikers relacionadas con el coronavirus y la economía afectada.

“Sé que la policía de Nueva York siente que está bajo una presión significativa”, dijo.

También se refirió a la decisión de su colega Demócrata, el alcalde De Blasio, de liberar a 1,500 reclusos Rikers por evitar contagios. De ellos, 13% fueron arrestados nuevamente, incluidas siete personas por cargos de armas y una por homicidio, según datos del ayuntamiento.

Pero un portavoz de la alcaldía dijo que la tasa de reincidencia es similar a la de las liberaciones sin coronavirus.

“Se dejó salir a varias personas de Rikers durante COVID. Comprendí los problemas de salud allí, pero eso podría ser un factor”, dijo el gobernador, citado por New York Post.

Por último, mencionó la “presión económica general”, incluida una tasa de desempleo en alza.

El gobernador no ofreció soluciones, pero descartó la amenaza del mandatario Donald Trump de enviar tropas federales para sofocar la violencia, algo que ambos descartaron en una conversación telefónica la semana pasada.

Esa vez, Cuomo y Trump acordaron que si el mandatario tuviese más preocupaciones sobre Nueva York, hablarían antes de tomar cualquier medida federal.

“No creo que haya ninguna razón legal para eso, no creo que sea útil o productivo”, reiteró Cuomo ayer.

Tras las declaraciones de Cuomo, el ex fiscal Mike Tannousis (R) criticó esta mañana que el gobernador “convenientemente olvidó mencionar la fallida reforma penal que él hizo ley el año pasado. Eso, combinado con el apoyo del alcalde a los radicales, es la razón por la que estamos viendo un aumento de la violencia este verano”.