EE.UU. lleva 20 semanas superando el millón de solicitudes iniciales de desempleo

Tras el fin de los beneficios especiales por la pandemia, el Congreso continúa negociando la renovación de estas ayudas
EE.UU. lleva 20 semanas superando el millón de solicitudes iniciales de desempleo
El Congreso sigue sin llegar a un acuerdo sobre las nuevas ayudas al desempleo.
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

La semana que acabó el 1 de agosto 1,186,000 personas solicitaron por primera vez el seguro de desempleo.

La pandemia del coronavirus lleva ya 20 semanas consecutivas dislocando el mercado laboral y elevando el número de solicitudes iniciales de desempleo por encima del millón. Es una cantidad de tiempo suficiente como para olvidar que en circunstancias normales, como por ejemplo el año anterior en esta misma semana, 214,000 personas solicitaran esta protección ante la falta de trabajo.

La cifra es millonaria pero al menos está por debajo de los 1.43 millones de la semana anterior. Además rompe la tendencia a la subida de las dos últimas semanas a pesar de que la COVID mantiene en alerta a buena parte del país y estados como Florida han sobrepasado el medio millón de afectados por la enfermedad.

Desde el inicio de la pandemia se han detectado 4.8 millones de casos y se han registrado más de 158,000 fallecimientos.

La asistencia especial con motivo de la pandemia, a personas como contratistas independientes que normalmente no están incluidos en esta protección al desempleo llegó a 655,707 trabajadores, casi un cuarto de millón menos que la semana anterior.

Las peticiones continuadas, de personas que llevan dos semanas o más cobrando este seguro, cayeron en 844,000 para quedarse en 16.1 millones de personas en esta situación. El año pasado eran 1.7 personas las que estaban en esta situación.

El programa, como todas las ayudas extras previstas para la pandemia, acabó el 31 de julio. Ya se acabaron los $600 por semana extra que llegaban a los desempleados a cargo del Estado federal. En Washington el Congreso sigue debatiendo qué hacer ante la situación. Hay dos propuestas de legislaciones, una aprobada ya por la Cámara de Representantes de mayoría demócrata, el HEROES Act, y la presentada por los republicanos, el HEALS Act.

En el segundo se acaba con las ayudas de $600 dólares extra semanales a los desempleados que sí mantiene el HEROES Act. Los conservadores creen que es un pago que desmotiva a los trabajadores a buscar empleo por más que este no exista para buena parte de los ciudadanos con una economía cerrada o semicerrada, dependiendo de sectores y estados.

La falta de estos $600 dólares es el detonante de una crisis mayor por la falta de dinero en las familias para sostener el consumo.

Las conversaciones entre ambos partidos se mantienen, pero de momento los desempleados están cobrando lo que cada estado haya dispuesto para su caso y que no suele estar por encima de los $400 semanales.

El jueves, tanto la líder demócrata Nancy Pelosi, como el republicano, Mitch McConnell , afirmaron en la cadena financiera CNBC que esperan que haya un acuerdo aunque se mantienen importantes diferencias de prioridades entre progresistas y conservadores.

Los principales escollos son la extensión del seguro de desempleo tal y como estaba planificado en el CARES Act y que no solo supone un ingreso extra significativo sino también la cobertura de personas que normalmente no tienen este seguro. Tampoco hay acuerdo en la moratoria de desalojos ni en la transferencias de ayudas a estados y gobiernos locales o financiación para escuelas.

Los líderes demócratas en ambas cámaras, Pelosi y el senador Chuck Schumer tenían previsto reunirse el jueves por la tarde con el secretario del Tesoro y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Steven Mnuchin y Mark Meadows, respectivamente.

Meadows ha dicho que si no hay acuerdo con los demócratas el presidente Trump decidirá sobre el seguro de desempleo y la moratoria de desalojos con una orden ejecutiva, aunque según la CNBC no está claro que eso se pueda hacer.