Efecto Fujiwhara: ¿Pueden dos huracanes juntarse en una “megatormenta”?

Con dos tormentas rumbo al Golfo, muchos se preguntan si podrían unirse en una monstruosa súper tormenta

Los tifones Noru (i) y Kulap en el Pacífico, el 24 de julio de 2017. Noru "absorbió" a Kulap después.
Los tifones Noru (i) y Kulap en el Pacífico, el 24 de julio de 2017. Noru "absorbió" a Kulap después.
Foto: LANCE/EOSDIS Rapid Response team/Visible Earth/NASA / Cortesía

La temporada de huracanes del Atlántico se ha vuelto aún más activa, con múltiples tormentas que giran a la vez.

Pocas veces dos tormentas llegan al Golfo de México al mismo tiempo. Foto/ NWS EASTERN REGION / CORTESÍA

Las tormentas tropicales Laura y Marco se acercarán al Golfo de México en los próximos días y ahora esta pregunta recobra interés:

Si dos tormentas se acercan lo suficiente, ¿podrían fusionarse en una?

A menudo, el más pequeño de los dos sistemas comenzará a orbitar alrededor de la tormenta más grande antes de que los dos sistemas sigan caminos separados, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Ese tipo de interacción circular entre dos tormentas se conoce como efecto Fujiwhara:

Cuando dos huracanes que giran en la misma dirección pasan lo suficientemente cerca el uno del otro, comienzan una danza intensa alrededor de su centro común.

  • Si un huracán es mucho más fuerte que el otro, el más pequeño lo orbitará y eventualmente chocará contra su vórtice para ser absorbido.
  • Dos tormentas más cercanas en fuerza pueden gravitar una hacia la otra hasta que lleguen a un punto común y se fusionen, o simplemente se darán vueltas entre sí por un tiempo antes de dispararse en sus propios caminos.
  • En raras ocasiones, el efecto es aditivo cuando los huracanes se juntan, lo que resulta en una tormenta más grande en lugar de dos más pequeñas.

Un ejemplo de esto último aparece ilustrado abajo: El tifón Noru tenía una tormenta hermana cercana en el Pacífico occidental en el verano de 2017. Las imágenes de satélite capturadas el 24 de julio y el 25 de julio de 2017 mostraron que la tormenta tropical Kulap parecía moverse en tándem con Noru, el 25 de julio de 2017.

Finalmente se unieron.

Tifón Noru (07W) y tormenta tropical Kulap (09W) en el Pacífico, el 25 de julio de 2017. Imagen: LANCE/EOSDIS Rapid Response team.

Sin embargo, si los centros de los sistemas se encuentran a unas 680 millas entre sí, en realidad podrían fusionarse en una tormenta más grande.

Sin embargo, las condiciones tienen que ser las adecuadas para que eso suceda.

“Aunque es común, el efecto Fujiwhara es muy inestable”, explicó Oreste Reale, un meteorólogo investigador del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. “Los dos máximos de vorticidad deben estar a una cierta distancia y alcanzar algún tipo de equilibrio temporal. Si uno de los dos tiene un cambio drástico, por ejemplo, los niveles inferiores se ven afectados por la resistencia y la tormenta entra en un debilitamiento rápido, el Fujiwhara el efecto desaparece rápidamente “.

Con información de ABC 7, el Observatorio de la Tierra de NASA, y el Centro Nacional de Huracanes (NHC)