Anuncian que se darán clases al aire libre en escuelas de NYC para contrarrestar el COVID-19

Faltando menos de tres semanas para el inicio del nuevo año escolar, el Alcalde y el Canciller de Educación revelaron que adecuarán áreas exteriores para enseñar

Anuncian que se darán clases al aire libre en escuelas de NYC para contrarrestar el COVID-19
Las escuelas tienen hasta el viernes para presentar sus propuestas de clases al aire libre.
Foto: NYC Mayoral Office

El regreso a clases de 1.1 millón de estudiantes que acuden a las más de 1,700 escuelas públicas de la ciudad de Nueva York está a la vuelta de la esquina, y en medio de las opiniones encontradas entre padres, alumnos, maestros y autoridades escolares y municipales, sobre si es buena idea o no que los niños regresen a la enseñanza presencial en medio de la pandemia del COVID-19, se anunció ahora habrá clases al aire libre.

Así lo reveló este lunes el alcalde Bill de Blasio, tras mantenerse firme en su plan de que las escuelas reabran el próximo 10 de septiembre, y advertir que el nuevo esquema de adecuar áreas exteriores, como ocurrió con los restaurantes, no es ninguna improvisación sobre las estrategias de reapertura, sino un nuevo componente.

“Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para que nuestros niños regresen a la escuela de manera segura”, dijo el alcalde De Blasio, tras presentar su propuesta “aprendizaje al aire libre”, en la cual explicó que las escuelas podrán usar, no solo sus patios, canchas y zonas de parqueo para montar aulas, sino también incluso calles aledañas y parques cercanos.

“El aprendizaje al aire libre les dará a todos nuestros niños la educación de calidad que merecen en un entorno seguro y socialmente distanciado (…) pero también sabemos que la enfermedad no se propaga de la misma manera al aire libre”, agregó el mandatario local, tras advertir que esta nueva posibilidad de enseñanza, que se une a las opciones de clases en persona, en internet y combinadas, permitirá que los maestros sean creativos para armar sus clases.

Padres siguen esperando más detalles

Y ante los cuestionamientos de que faltando tan poco para la reapertura de los planteles todavía los padres de familia no han recibido un reporte formal de las escuelas a las que acuden sus niños sobre los planes de seguridad y salud que se implementarán, la Ciudad se defendió y negó que esté atrasada en ese respecto.

De Blasio mencionó que en los próximos días se enviará dicha comunicación a los padres, la cual muchos esperaban tener esta semana, y agregó que el plan de espacios educativos al aire libre tendrá como prioridad las escuelas de los 27 vecindarios que han sido mayormente impactados por la pandemia del COVID-19.

Entre tanto, el canciller del Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) Richard Carranza, fue más específico y tras mencionar que el nuevo plan de clases al aire libre surgió de la solicitud de los propios directores de las escuelas, dijo que en las próximas dos semanas ya se tendrá absoluta claridad sobre cómo funcionarán todos los planteles.

“Los directores tienen hasta el 28 de agosto para enviar sus solicitudes de espacios y el 4 de septiembre se tendrán las decisiones… puede ser más rápido que eso”.

El funcionario agregó que desde ya mismo, los directores de las escuelas pueden presentar sus requerimientos y planes para usar espacios en calles adyacentes y patios, e incluso aquellos planteles que no tengan zonas al aire libre podrían pedir espacios cercanos.

“Vamos a trabajar con las agencias hermanas y cortando la burocracia (…) pero lo más importante será la seguridad de los estudiantes, los educadores y el personal”, dijo Carranza, explicando que las solicitudes de las escuelas serán revisadas por un grupo interinstitucional con representantes del Departamento de Parques y Recreación, el Departamento de Transporte, el Departamento de Saneamiento, los Bomberos y el NYPD.

Seguridad de niños debe ser máxima prioridad

El presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal, Ydanis Rodríguez, apoyó la decisión de la Ciudad, pero advirtió que es de suma importancia que se garantice que se instalen todas las protecciones necesarias en las calles que se usen para el programa de enseñanza al aire libre para mantener a los estudiantes y maestros seguros durante la jornada escolar.

“Debemos tomar todas las medidas de seguridad adecuadas para mantener seguros a los estudiantes, maestros y personal escolar. Necesitamos asegurarnos de que todas las calles adyacentes a las escuelas estén cerradas para que los estudiantes las usen”, dijo el concejal de origen dominicano. “El aprendizaje al aire libre agregará una capa adicional de medidas de seguridad que mantendrán seguros a los estudiantes y maestros”.

La concejal Carlina Rivera, que representa al Bajo Manhattan, también le dio su espaldarazo al plan y destacó que la clave para que sea exitoso es no descuidar ningún elemento de seguridad.

“Durante semanas, directores, maestros, padres y, sí, estudiantes, han estado buscando ideas innovadoras como calles abiertas para expandir de manera segura la capacidad de aprendizaje en persona en la ciudad de Nueva York y me alegra que el Alcalde y el Canciller hayan reconocido el ‘aprendizaje al aire libre’ como una parte esencial de la reapertura escolar durante la pandemia”, dijo la política latina.

Opiniones encontradas entre padres

Pero no todas las voces fueron de apoyo a la iniciativa de clases al aire libre, y diferentes grupos y padres de familia manifestaron su preocupación, por lo que calificaron como un plan improvisado que, según recalcaron, muestra que la Ciudad no está preparada para reabrir las escuelas en menos de 17 días.

Mara Henao, madre de una niña de 7 años quien cursa segundo grado en una escuela de Corona, se mostró más confundida ante el anuncio del Alcalde, y dijo que teme por la seguridad de su hija.

“Yo no sé mucho de las leyes porque no fui a la escuela, pero estoy sin saber nada sobre lo que pasará en la escuela de mi niña y ahora me espanta que los vayan a poner en las calles a tomar lecciones, porque son muy chiquitos y se pueden ir, o estar expuestos ante cualquiera que ande por ahí. Esa idea no me gusta”, dijo la mexicana.

Contrariamente, el colombiano Julián Rengifo, padre de dos niños adolescentes, se mostró en apoyo al plan de clases al aire libre y dijo que saca del estrés a estudiantes y maestros, pero pidió más información.

A mi me gusta que haya clases afuera, porque los niños han estado mucho encerrados y necesitan un respiro, y he oído que el virus se pasa menos afuera, pero no sé que va a pasar cuando llegue el frío”, dijo Rengifo. “Lo único que quiero es que nos digan exactamente como van a hacer eso y que protecciones tendrán nuestros hijos”.

La Federación Unida de Maestros (UFT) también criticó el anuncio y dijo que deja por fuera el componente de los test del COVID-19 para garantizar que las escuelas no se conviertan en foco de contagios.

“El plan de reapertura del alcalde sigue siendo insuficiente, particularmente en términos de las pruebas necesarias”, dijo Michael Mulgrew, presidente de la UFT.

Christine Quinn, presidenta de la organización WIN que provee refugio a mujeres y niños, también se sumó a las voces de protesta de los planes de apertura de las escuelas de De Blasio y exigió que se frene el regreso a clases hasta que se garantice que todos los estudiantes y sus padres van a estar bien y con todos los elementos necesarios.

“A pesar de pedir repetidamente a la administración que aborde las necesidades de aprendizaje únicas de los estudiantes sin hogar, aquí estamos, a menos de tres semanas de la reapertura, y nuestros niños no están más cerca de estar listos para el aprendizaje remoto o la instrucción en persona”, dijo Quinn.

¿Qué calles cercanas a las escuelas pueden usarse para clases?

  • Que sea una calle tranquila y no comercial.
  • Que sea una calle de una sola vía y si es de dos vías, no puede tener más de un carril de tráfico.
  • Que no sea una ruta de autobuses o carros de la MTA.
  • Que no sea utilizada por una estación de Policía ni Bomberos, ni sea una calle de estacionamiento ni de hospital.
  • Datos del plan de reapertura de las escuelas y el COVID-19