Qué hacer si tu hijo sufre de ansiedad

El apoyo de los padres es fundamental para que los hijos superen sus etapas críticas

Qué hacer si tu hijo sufre de ansiedad
Foto: Shutterstock

Hay padres que piensan que sobreproteger a sus niños los ayudará a combatir la ansiedad. La verdad es que, si bien es cierto que los hijos puedan sentirse seguros en el corto plazo, a largo plazo sus temores podrían detonar crisis de ansiedad que no sabrán controlar.

Cómo ayudarlos a enfrentar situaciones difíciles

Los niños, al igual que los adultos, pueden sufrir de ataques de ansiedad. Ahora bien, el error muy común de los padres es invalidar sus emociones o minimizarlos. Otros quizás intentan hacer que la ansiedad desaparezca.

Sin embargo, esto solo agravaría el problema. Más bien, lo que debes hacer es comprender sus emociones y ayudarlo a controlarlas. Esto no quiere decir que deban evitar las cosas que les causa la ansiedad, porque si no, su actitud será negativa cuando crezca.

Otra cosa que puedes hacer es ayudarlo a cultivar una actitud positiva, pero realista. Esto le ayudará a enfrentar los problemas, pero sobre todo, le ayudará a buscar soluciones y tener la seguridad de que si las cosas no salen como esperaba no afectará su bienestar emocional.

Respeta sus sentimientos

ataques de pánico
Foto: Shutterstock

Los hijos confían en sus padres. Si tu hijo acude a ti porque siente que tiene un problema, escucha con atención y respeta sus sentimientos. Mostrar empatía es fundamental para saber cómo se sienten. Debes animarlos a buscar soluciones.

Un error común, según un artículo publicado por el Child Mind Institute, es que los padres, en ocasiones, suelen reforzar los temores de sus hijos. Un caso es intimidarlos con llevarlos al doctor si se portan mal.

El efecto puede ser devastador para los pequeños, pues lo ven como un castigo, y su ansiedad crecerá cuando le toque visitar al médico. En vez de eso, anima a tu hijo a enfrentar sus temores.

Algo que los ayudará es contarles cómo venciste temores propios y qué has hecho para controlarlos. Mostrarte honestos ante ellos y ver que también has superado situaciones difíciles les ayudará a afrontar sus situaciones particulares.

La comunicación es un factor clave para que los hijos crezcan de forma integral. Habla con ellos, escucha con atención y también fíjate en su lenguaje corporal. No los juzgues ni los regañes, convertirte en su amigo es importante para una relación fuerte.