Profesora blanca confiesa que ha vivido una falsa vida como mujer negra

"Soy un sanguijuela cultural", dijo Jessica Krug, quien se ha identificado como latina de El Bronx en algún momento

Una profesora universitaria confesó este jueves que ha vivido falsamente como una mujer negra.

Jessica Krug escribió su confesión en la plataforma Medium. La mujer se desempeña como profesora asistente en la Universidad George Washington y ha escrito libros sobre la experiencia negra en el mundo.

Relacionado: Yalitza Aparicio cae en la ‘trampa’ de libro polémico ‘American Dirt’

“Durante la mayor parte de mi vida adulta, cada movimiento que he hecho, cada relación que he formado, se ha arraigado en el suelo tóxico de las mentiras”, escribió Krug. “A lo largo de mi vida adulta he evitado mi experiencia vivida como una niña judía blanca de los suburbios de Kansas City bajo varias identidades asumidas dentro de una negritud que no tenía derecho a reclamar”.

La mujer dijo que se ha identificado como negra del norte de África, negra estadounidense y negra de El Bronx con raíces caribeñas.

“He construido mi vida sobre una violenta mentira anti-negra, y he mentido en cada respiro que he tomado”, escribió Krug.

Su caso recordó el de Rachel Dolezal, una mujer del estado de Washington que fue expuesta por su familia blanca después de pretender por años que era negra. Krug dijo que pese a las mentiras no considera que haya llevado una doble vida.

“No hay una forma paralela de mi edad adulta conectada con la gente blanca o una comunidad blanca o una identidad blanca alternativa. He vivido esta mentira, plena, completamente, sin un plan o estrategia de salida”, anotó Krug.

La profesora escribió que tiene problemas de salud mental por traumas de su juventud, pero no justificó su mentira. En un momento se refirió a si misma como una “sanguijuela cultural”.

“Soy una cobarde. Debo ser absolutamente cancelada”, escribió Krug, quien reconoció que sus mentiras hacen daño a los movimientos que buscan justicia racial.

La confesión de Krug fue comentada en redes sociales.

“Las Dolezalitas”, escribió con sarcasmo la escritora chicana Myriam Gurba, quien acompañó su comentarios con fotos de Krug y Jeanine Cummins, la escritora criticada hace unos meses por escribir una novela sobre una familia mexicana que cruza la frontera como si fuera una experiencia personal.

Otras personas recordaron su aparición en un testimonio del Concejo de Nueva York en el que habla como si fuera una mujer caribeña. Krug se hace llamar Jess La Bombalera.

Por ahora no hay comunicados de  la Universidad George Washington o de los editoriales que han publicado sus trabajos.