Raúl González abre su corazón y comparte cómo afronta una difícil situación personal

El presentador de 'Despierta América' da un valiente mensaje

Raúl González abre su corazón y comparte cómo afronta una difícil situación personal
Raúl González.
Foto: Univision / Univision

Desde adentro de su camioneta, Raúl González sorprendió haciendo un video en vivo por su cuenta de Instagram, en donde reveló cómo encuentra en la fe el camino para afrontar la difícil situación personal y familiar que está viviendo.

Como él mismo contó en ‘Despierta América’, el show que co-conduce con Karla Martínez, Francisca Lachapel, Alan Tacher y Carlos Calderon todas las mañanas por Univision, su padre, José Raúl, está luchando contra un agresivo cáncer que, como reveló en el en vivo, ha hecho metástasis en varias partes de su cuerpo.

“Suelo no hablar mucho de mi vida personal, sobre todo cuando no tiene que ver conmigo, porque uno es el que sale en la tele y es figura pública, pero mi mamá no, mi papá no, y cuando se trata sobre todo de ellos, no hablo mucho del asunto por respeto. Pero estas dos últimas semanas no compartí mucho porque, hace unos meses, les dije que mi padre había sido diagnosticado con cáncer de huesos, próstata e hígado, mi padre está en etapa de metástasis”, comenzó relatando Raúl con mucha calma pero con una visible tristeza en su rostro.

El animador y actor relató que en la última semana su papá había sido internado y que eso lo tuvo muy triste y preocupado, aunque no permitió que eso boicoteara su propio progreso de salud, después de haber perdido 80 libras.

“Uno tiene que crear la habilidad de la dureza mental, en mi caso está estructurada por mi fe inquebrantable en Dios, en el espíritu santo, más allá de cualquier denominación religiosa, para mí es muy importante esa conexión con Dios… Que uno pasa por momentos de madurez, y que este es un ciclo lo que está viviendo mi papá a sus 83 años, mientras tanto uno debe de seguir”, explicó González y agregó.

“Yo he progresado, porque si en otro momento esto me hubiera sucedido estoy seguro que estuviese pesando las 80 libras que he adelgazado, y quizás, por qué no, tomándome 2 o 3 copas de vino al día, porque era como canalizaba mi angustia, mi ansiedad y mi desespero”.

Raúl González, quien más de una vez a compartido su lucha con el sobrepeso desde pequeño, nunca había alcanzado la delgadez de este momento, y asegura que el ayuno intermitente, el ejercicio, la meditación y su fe no solo le han permitido el cambio, sino también estar sano y fuerte para cuidar a sus padres.

Como te contamos hace unos meses, cuando su padre enfermó y la pandemia comenzó, se mudó con los seres que le dieron la vida para asistirlos y acompañarlos.

MIRA AQUÍ LA CONFESIÓN DE RAÚL: