Las Kardashian podrían dar el salto al streaming, ya están en platicas con Netflix, Apple y Amazon

Se dice también que Kim, Kourtney, Khloé y sus hermanas pequeñas, Kendall y Kylie, podrían prescindir de intermediarios y crear su propia compañía de comunicación
Las Kardashian podrían dar el salto al streaming, ya están en platicas con Netflix, Apple y Amazon
Clan Kardashian-Jenner.
Foto: Ben Gabbe / Getty Images

La próxima temporada de ‘Keeping Up With the Kardashians’ que se emita en el canal E! News será la última que graben tras más de una década de colaboración, en gran parte porque la compañía sería incapaz de cubrir los salarios millonarios de sus protagonistas, que no hacen más que crecer. Sin embargo, el final del programa no implica que el mediático clan vaya a decir adiós para siempre al mundo de la telerrealidad.

Varias fuentes cercanas a la familia aseguran que sus miembros –con la mománager Kris Jenner a la cabeza– estarían negociando un jugoso acuerdo con uno de los gigantes del streaming, es decir, Netflix, Apple y Amazon, según señala el portal Page Six.

Cualquier de ellos sería capaz de doblar con facilidad la suma de $150 millones de dólares que los Kardashian pactaron con E! la última vez que renovaron su contrato allá por 2017. Como referencia, basta recordar que Netflix desembolsó $300 millones para fichar al productor Ryan Murphy, creador de ‘American Horror Story’ y ‘Glee’.

La otra posibilidad que estarían barajando Kim, Kourtney, Khloé y sus hermanas pequeñas, Kendall y Kylie, pasaría por prescindir de intermediarios y crear su propia compañía de comunicación, aunque en ningún caso seguiría el modelo de cualquiera de las plataformas mencionadas anteriormente.

En cualquier caso, su próximo proyecto televisivo seguiría un modelo más parecido al del programa ‘Shark Tank’ -en el que los concursantes presentan sus ideas de negocio a un panel de inversores- que un reality para que no les robara demasiado tiempo en sus ya de por sí apretadas agendas.

Uno de los principales motivos de tensión entre los Kardashian eran los horarios de grabación de ‘KUWTK’, que le robaba tiempo al resto de sus aventuras empresariales.