Niña Dulce María Alavez cumple un año desaparecida, pese a $75 mil de recompensa; frustración en FBI y Nueva Jersey

Creen que fue secuestrada en un parque de manera casual, sin planificación
Niña Dulce María Alavez cumple un año desaparecida, pese a $75 mil de recompensa; frustración en FBI y Nueva Jersey
El sospechoso y la niña buscada
Foto: captura abc news

Bridgeton, pequeña ciudad de mayoría latina de 25 mil habitantes, rodeada por una de las áreas más rurales de Nueva Jersey, zona productora de verduras, papas, melones, flores y césped, saltó a las noticias nacionales hace exactamente un año con un desafortunado reporte: la desaparición de una niña en un parque.

La tarde del lunes 16 de septiembre de 2019, Dulce María Alavez (5) jugaba con su hermano Manuel (3), mientras su madre embarazada Noema Alavez Pérez (19) estaba cerca en un auto con otra pariente de 8 años (hermana de la madre, tía de los niños), en Bridgeton City Park.

De repente, Manuel regresó solo, llorando. No había rastros de su hermana.

Tras la búsqueda original, al día siguiente se emitió un “alerta AMBER” por la niña y se inició una rastreo frenético con autoridades locales y federales (FBI), sin resultados hasta ahora, con el agravante de que no había cámaras de seguridad en el área de juegos donde desapareció. 

Desde fines del año pasado los expertos dijeron que casos como éste son raros y advirtieron que podría tomar meses o más hasta obtener respuestas, porque los niños crecen y cambian físicamente.

Al cumplirse un año ya del misterioso caso, el FBI ha ratificado que la investigación permanece activa, con la cooperación de la familia y autoridades locales y nacionales, y enfatizó que cualquiera que haya estado en el área en el momento de la desaparición de Dulce María puede y debe presentarse sin temores relacionados con su estatus migratorio.

“Hay grupos de la población inmigrante en Bridgeton que pueden tener información, pero simplemente temen presentarse debido a la aplicación de la ley demasiado agresiva por parte de ICE”, ha dicho varias veces el fiscal general de NJ, Gurbir Grewil.

Un informe el mes pasado sugirió que Alavez probablemente fue víctima de “un crimen de oportunidad”. Un investigador principal del caso del FBI le dijo a NJ Advance Media que la niña probablemente fue secuestrada del parque de manera casual.

Hasta el momento, ésta es parte de la información familiar y policial que resume el angustiante caso: