Qué tan saludables son los chicharrones de cerdo

No contienen carbohidratos y son ricos en proteínas
Qué tan saludables son los chicharrones de cerdo
Los chicharrones aportan proteína pero pueden contener mucha sal.
Foto: WikimediaImages / Pexels

Las crujientes cortezas cerdo que llamamos chicharrones son una botana popular en el sur de Estados Unidos, en México y otros países. En años recientes gozan de la preferncia también entre quienes siguen una dieta baja en carbohidratos.

Los chicharrones han sido degustados desde hace mucho tiempo ya sea naturales, con salsa botanera picante, en México también se consumen en tacos, con frijoles y aguacate, en salsa, en ensalada y mezclado en la masa de algunos tipos de tamales. Quienes llevan dieta cetogénica lo toman tanto para sustituir a las papas fritas como para añadir textura crujiente y sabor a varias recetas.

¿Cómo se hacen los chicharrones?

La piel del cerdo se hierve, posteriormente se elimina grasa que hay debajo de ella, se deshidrata y finalmente se fríe hasta que quede inflada y crujiente.

¿Qué tan nutritivos y saludables son?

Los chicharrones no contienen carbohidratos y son ricos en proteínas (es el único nutriente). Solo una onza (28 gramos) tiene 17 gramos de proteína; mientras que 100 g te aportan 61 g de proteínas, según datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Comparados con las papas fritas, en las cortezas de cerdo hay proteína, mientras que en las papas no hay proteínas; los chicharrones no tienen carbohidratos y en 15 gramos de chips hay 11 gramos de carbohidratos.

No todo es perfección. Las cortezas crujientes de cerdo también tienen un alto contenido de calorías, grasas saturadas y sodio.

Tan solo porción pequeña de una onza tiene 509 mg de sodio. La Organización Mundial de la Salud, sugiere un consumo total de sodio menor 2 gramos diarios.

Algunas marcas que procesan los chicharrones también suelen añadir colorantes artificiales, aditivos para potenciar el sabor como glutamato monosódico y conservantes.

En cuanto a las grasas, en 100 gramos de cortezas de cerdo hay 31 gramos de grasa, la mitad de esa de grasas son saturadas.

Superar las ingestas recomendadas de sodio provoca el aumento de la presión arterial y aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.

Si bien las grasas saturadas pueden no ser tan dañinas como se pensaba, los expertos en nutrición señalan que las grasas insaturadas siguen siendo el tipo de grasa más saludable.

Recomendaciones

El chicharrón es una rica botana que te aporta proteínas y sin carbohidratos, pero disfrútalos de vez en cuando y con moderación. Por su alto contenido en sodio, grasas y calorías, el consumo en grandes cantidades y de manera frecuente, favorece al sobrepeso y una presión arterial alta, lo que a su vez puede conducir enfermedades cardíacas.

Opta por los chicharrones de bajo contenido en sodio sin saborizantes ni colores artificiales.