Expresidentes y figuras de la política, la justicia y el gobierno lamentan la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg

Nancy Pelosi ordenó bajar las banderas del Capitolio a media asta para honrar a Ginsburg

Expresidentes y figuras de la política, la justicia y el gobierno lamentan la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg
Ruth Bader Ginsburg.
Foto: Getty Images

La presidenta de la Cámara Nancy Pelosi ordenó el viernes por la noche que las banderas en el Capitolio de los Estados Unidos ondearan a media asta luego de la muerte de la jueza de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg.

El portavoz de Pelosi, Drew Hammill, compartió la noticia sobre la orden de Pelosi en Twitter. Hammill confirmó que las banderas permanecerían a media asta hasta que Ginsburg fuera sepultada, como es tradición.

Ginsburg murió el viernes por la noche a la edad de 87 años luego de una batalla contra el cáncer de páncreas metastásico.

La jueza llevaba años luchado contra el cáncer: en 2009 superó uno de páncreas; en 2018 tuvieron que extirparle unos nódulos malignos de su pulmón izquierdo; y en el verano de 2019 reapareció el tumor en el páncreas.

El cáncer también le arrebató a su esposo, Martin Ginsburg, fallecido en 2010.

Se llevará a cabo un servicio privado de entierro en el Cementerio Nacional de Arlington, dijo la Corte Suprema, aunque no se ha dado a conocer una fecha.

Los expresidentes George R. Bush y Jimmy Carter lamentaron la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg en declaraciones publicadas el viernes en redes sociales.

La declaración del expresidente George W. Bush sobre el fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg: “Dedicó muchos de sus 87 notables años a la búsqueda de la justicia y la igualdad, e inspiró a más de una generación de mujeres y niñas”.

El expresidente Jimmy Carter escribió sobre Ruth Bader Ginsburg: “Ella ha sido un faro de la justicia durante su larga y notable carrera. Me enorgulleció haberla designado a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos en 1980”.

La ex Primera Dama y exsecretaria de Estado Hillary Clinton escribió: “La jueza Ginsburg allanó el camino para muchas mujeres, incluida yo. Nunca habrá otra como ella. Gracias RBG.”

El senador Bernie Sanders también lamentó la terrible pérdida que es la muerte de la jueza para Estados Unidos.

El presidente Trump continuó con una manifestación de campaña en Minnesota, aparentemente sin saber de la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsberg.

El presidente subió al escenario en Minnesota antes de que se conociera la noticia de la muerte de Ginsburg. Y al parecer, no fue informado cuando pronunció su discurso de concentraciónante una multitud en Bemidji, Minnesota, incluso cuando ya se conocían las reacciones de los legisladores, activistas y ciudadanos comunes ante la muerte de la jueza.

El presidente ha prometido llenar cualquier vacante en la Corte Suprema incluso en un año de elecciones, creando una probable batalla volcánica entre demócratas y republicanos en el Senado.

Sin embargo, el senador Mitch McConnell unió su pésame por la muerte de Ginsberg en el mismo comunicado en el que anunció que el Senado votará por el candidato de Trump para reemplazar a la jueza en la Corte Suprema.