María Antonieta de las Nieves, “La Chilindrina”, confiesa cuánto ganaba en “El Chavo del 8”

La actriz quien dio vida al personaje de "La Chilindrina" reveló que trabajar para los niños es mal pagado

María Antonieta de las Nieves, “La Chilindrina”, confiesa cuánto ganaba en “El Chavo del 8”
María Antonieta de las Nieves.
Foto: agencia reforma

La Chilindrina” fue el personaje con el que María Antonieta de Las Nieves alcanzó la fama, todo gracias al programa ‘El Chavo del 8’, uno de los más importantes de la televisión a nivel mundial, sin embargo, no fue un trabajo bien pagado, aseguró la actriz.

Durante una entrevista con el programa ‘Un Nuevo Día’, la intérprete del entrañable personaje reveló que vivió una fuerte depresión tras la muerte de su esposo, en la que dejó de comer, ver la televisión y leer, entre muchas otras cosas. Sin embargo, una de las revelaciones que más llamó la atención fue en la que aseguró que actualmente vive y solventa sus gastos gracias al trabajo de su fallecido esposo, y no por el famoso personaje con el que se ganó el cariño del público.

Trabajar para niños es lo menos bien pagado, por no decir más mal pagado”, y reveló que Televisa fue quien realmente explotaba las ganancias, ya que a los actores recibían tan solo una milésima parte de lo que ganaba la empresa: “Si yo gané mil pesos o mil 500 por programa, a mí me daban 150 pesos por cada vez que pasaba en centro y Sudamérica, no es nada“, explicó la actriz.

View this post on Instagram

Buenos días. Ayer, antes de iniciar las últimas entrevistas.

A post shared by Ma Antonieta de las Nieves (@lachilindrina_oficial) on

Asimismo, compartió los motivos por los que decidió salir del programa:

Dejé el programa porque ‘Chespirito’ ya no quería hacer ‘El Chavo’ y yo no quería cambiar el personaje de la ‘Chilindrina’ por el de ‘Marujita’. Digo, ‘Marujita’ la gente a lo mejor no se daba cuenta o se le hacía simpático el personaje, pero era una prostituta disfrazada“, compartió.

Al poco tiempo, inició una batalla legal que duró 11 años, en los que se logró demostrar que ella fue quien creó el personaje de “La Chilindrina” y no Roberto Gómez Bolaños, quien también saboteó su trabajo en una ocasión.