Por qué Estados Unidos podría caer en una doble recesión si el Congreso no aprueba un nuevo cheque de estímulo

Goldman Sachs estima que existe una probabilidad de un 50% de que los legisladores aprueben un nuevo paquete de ayuda

Sin un nuevo paquete de ayuda el país crecería solo un 1.1% el próximo año y no se crearía nuevos empleos.
Sin un nuevo paquete de ayuda el país crecería solo un 1.1% el próximo año y no se crearía nuevos empleos.
Foto: PAUL J. RICHARDS / AFP / Getty Images

La economía de los Estados Unidos está en una encrucijada y algunos analistas afirman que si el Congreso no aprueba otro paquete de estímulo, incluso mientras la pandemia COVID-19 sigue extendiéndose, la nación volvería a entrar en una recesión.

Los legisladores continúan estancados en una negociación para proporcionar otra ronda de cheques de $1,200 a la mayoría de los hogares, más ayuda a las pequeñas empresas y a los estadounidenses desempleados. La mayoría de los ciudadanos  recibierón el cheque de ayuda gracias a la Ley CARES de $2.2 billones que fue aprobada en marzo en el Congreso.

“Si no aprueban otro estímulo, están tomando un gran riesgo”, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics al USA Today. “Las probabilidades son mejores que incluso los retrocesos de la economía.”

Otros economistas advierten que el país podría registrar una nueva caída incluso sin más ayuda, lo que aumentaría aún más la deuda nacional de $26 billones de dólares.

Con un nuevo paquete de ayuda “la economía se fortalecerá y seguirá mejorando”, dice Chris Edwards, economista del Instituto Cato. “Un mayor estímulo financiado por el déficit se produce a expensas de una mayor deuda y, por tanto, de unos impuestos más altos y un menor nivel de vida en el futuro”.

Goldman Sachs estimó que existe una probabilidad de un 50% de que los legisladores aprueben un nuevo paquete de ayuda económica a finales de septiembre.

Durante marzo la economía registró la recesión más profunda desde la Gran Depresión después del cierre de negocios, restaurantes, cines y el paro casi instantáneo de la industria aérea para poder contener el brote.

Aunque la reapertura está permitiendo a los negocios recuperarse, aún se están registrando casos de personas portadores de COVID-19. Tan solo el fin de semana Estados Unidos está a punto de registrar 200,000 muertes y los expertos advierten la posibilidad de que un nuevo brote de virus se avecina para este otoño.

Los economistas coinciden que desde mayo, la economía del país ha recuperado cerca de la mitad de los 22 millones de puestos de trabajo perdidos a medida que las empresas han vuelto a abrir. Sin embargo, los expertos dicen que recuperar el resto de los empleos será más difícil.

Mientras el año continúa los restaurantes continúan funcionando a capacidades limitadas y las aerolíneas, hoteles y los centros de entretenimiento continúan deprimidos en medio de temores de contagio cuando los despidos temporales se están convirtiendo en permanentes.

La economía de Estados Unidos se contrajo a una tasa récord anual de 31.7% durante el segundo trimestre del año mientras que algunos economistas predicen que el crecimiento del periodo de julio a septiembre será de un 30% lo que dejaría a la economía corta si la comparamos con su nivel de producción anterior a la pandemia.

Un cheque de estímulo impulsaría el crecimiento

En caso de darse un nuevo segundo cheque de estímulo la economía podría crecer un 3.5% hasta septiembre de 2021 generando más de 2 millones de puestos de trabajo en ese período que podría reducir la tasa de desempleo del 8.4% al 8.2% según una estimación del jefe de Moody’s Analytics. Bajo ese escenario, el país podría recuperar todos los trabajos perdidos durante la crisis para finales del 2023.

Sin un plan de estímulo

En caso de no recibir ningún tipo de cheque de estímulo, se calcula que la economía de Estados Unidos crecería sólo un 1.1% durante el próximo año y no se crearían nuevos empleos elevando el desempleo hasta un 10.2%. Los empleos perdidos durante la crisis de coronavirus no se recuperarán hasta principios del 2025, señala la investigación.

Lo que más preocupa

En el país lo más preocupante es que la economía volverá a caer en depresión durante el cuarto trimestre y el primer trimestre del próximo año, según Moody’s Analytics. En caso de una nueva recaída así, a pocos meses de una recuperación, los economistas le llaman una recesión de doble caída.

Te podrá interesar: