5 datos económicos que tienes que conocer a 6 meses de la aprobación de la Ley CARES

El cheque de estímulo redujo la pobreza en 4.7 millones de personas

Una gran cantidad de personas pudieron pagar sus facturas con ayuda del cheque de estímulo.
Una gran cantidad de personas pudieron pagar sus facturas con ayuda del cheque de estímulo.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

A medida que la pandemia de coronavirus ha ido cambiando la vida en Estados Unidos y en todo el mundo en los últimos seis meses, los economistas han acreditado a la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica para el Coronavirus, Ley CARES, por mantener a flote a una gran cantidad de familias estadounidenses y a la economía en general.

El proyecto de ley de más de $2 billones de dólares proporcionó cientos de miles de millones de dólares en ayuda alimentaria adicional, mayores beneficios de desempleo y cheques de estímulo para los trabajadores y sus familias, incluida la ampliación del seguro de desempleo a millones de trabajadores que anteriormente no habrían calificado. También se concedieron préstamos a pequeñas empresas que tenían dificultades para cumplir las órdenes de cierre y se mantuvieron algunos trabajadores en nómina.

Es importante que conozcas 5 datos económicos a 6 meses de la aprobación de la Ley CARES:

1.Ahorro

Durante la pandemia los estadounidenses lograron establecer un nivel de ahorro sin precedentes en abril.

La tasa de ahorro del país alcanzó un récord del 33 por ciento. El coronavirus hizo que los ciudadanos almacenarán más dinero y redujeron sus gastos de acuerdo a la Oficina de Análisis Económico.

2.Pobreza

Aunque un número récord de ciudadanos se quedó sin trabajo, la pobreza en realidad disminuyó ligeramente en comparación con 2019, esto gracias a los recursos que proporcionó la Ley CARES, según una investigación de la Oficina Nacional de Investigación Económica.

Los datos muestran que el número de personas que viven en la pobreza se redujo en 4.7 millones entre finales de 2019 y junio de 2020, pasando de 43 millones a 29.3 millones de personas que viven en pobreza.

3.Bienestar financiero

La Reserva Federal informó el viernes que “las medidas gubernamentales extraordinarias en respuesta a la pandemia parecen haber aliviado la tensión financiera de las familias”.

El bienestar financiero de los estadounidenses fue mayor en junio que en abril en muchos sentidos. Una cantidad mayor de adultos informaron ser capaces de pagar todas sus facturas y contar con recursos para una emergencia inesperada de hasta $400 dólares.

“Un número considerable de familias recibieron una o más formas de ayuda financiera”, incluso del gobierno o de una organización benéfica, dice el informe. “Los efectos de estos programas fueron evidentes en el bienestar financiero general de la gente y en su capacidad para cubrir los gastos”.

4.Desempleo

El Congreso se encuentra en un punto muerto sobre la negociación de un segundo cheque de estímulo, sin embargo algunas de las disposiciones de ley que fueron firmadas por el presidente Donald Trump expirará a finales del año.

De la misma manera las tasas de desempleo continúan siendo altas mientras el COVID-19 continúa sin disminuir en muchas partes del país.

Las cifras de julio comenzaron a mejorar cuando registraron un 22% de los que habían perdido su trabajo por el coronavirus, dijeron que seguían desempleados y que no esperan volver a sus antiguos trabajos según un informe de la Fed. Los trabajadores con ingresos más bajos tienen menos probabilidades de laborar en el mismo puesto que tenían antes de la pandemia.

5.Plan de ayuda

Algunos legisladores republicanos han señalado que la caída de las cifras de desempleo son una señal de que no es necesario un mayor cheque de estímulo, mientras que el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, afirma que un proyecto de ley que proporcione alrededor de $1 billón de dólares en ayuda tiene sentido dadas las cifras actuales de desempleo y las preocupaciones presupuestarias del país.

A principios de este mes, los republicanos del Senado decidieron no aprobar un proyecto de ley de estímulo “reducido” que proporcionaba menos de $1 billón de dólares en fondos para los beneficios de desempleo y otras ayudas.

Los demócratas, por otra parte, siguen oponiéndose a un “proyecto de ley austero”, argumentando que los $600 dólares semanales en beneficios mejorados deben continuar hasta el final del año y un nuevo proyecto de ley de estímulo debe proporcionar dinero para el alivio de la vivienda, la alimentación, las escuelas y otras prioridades.

Ahora, con la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg y la necesidad de elaborar un proyecto de ley de financiación para mantener el gobierno abierto hasta finales de septiembre, parece cada vez más improbable que el Senado pueda llegar a un acuerdo en breve.

Esto tiene a algunos economistas preocupados por aquellos que aún no han podido encontrar trabajo y la economía en general.

Te podrá interesar: