¿Por qué los cargos de imprudencia temeraria contra policía de Kentucky no son suficientes en caso de Breonna Taylor?

Para Benjamin Crump, abogado de la familia de Taylor, la decisión de la Fiscalía es "indignante" y "ofensiva" a la memoria de la afroamericana

¿Por qué los cargos de imprudencia temeraria contra policía de Kentucky no son suficientes en caso de Breonna Taylor?
Un manifestante en Oakland, California, pide justicia para Breonna Taylor.
Foto: John G. Mabanglo / EFE

Luego de que la fiscalía del estado de Kentucky decidiera no imputar de asesinato a ninguno de los tres policías involucrados en la muerte a tiros de la afroamericana Breonna Taylor en marzo pasado, y solo acusara al exagente Brett Hankinson por imprudencia temeraria, el abogado de la familia de Taylor dijo que la decisión es “indignante” y “ofensiva” a la memoria de la fallecida.

En unas expresiones por Twitter, Benjamin Crump argumentó que si “el comportamiento de Brett Hankison es imprudencia temeraria para la gente en apartamentos vecinos, también debió ser imprudencia temeraria en el apartamento de Breonna Taylor. De hecho, debió haber sido catalogado como asesinato imprudente”.

El fiscal general de Kentucky, Daniel Cameron, que se basó en el dictamen de un gran jurado, decidió este miércoles que solo acusará a Hankinson por imprudencia temeraria por haber disparado contra una vivienda vecina a la de Taylor. Sin embargo, el cargo no tiene que ver con alguna acción que desembocara en la muerte de la afroamericana.

Hankinson fue liberado tras pagar una fianza de $15,000 dólares, mientras que contra los agentes Jonathan Mattingly y Myles Cosgrove, quienes realizaron los disparos que acabaron con la vida de Taylor, no se presentaron cargos ya que alegadamente su proceder fue justificado.

“Qué irónico y típico que los únicos cargos presentados en este caso fueron por los disparos a un apartamento de un vecino blanco, mientras que no fueron presentados cargos por los disparos en el apartamento de vecino negro o a la residencia de Breonna. Esto equivale al más atroz irrespeto a la gente negra, especialmente, mujeres negras, asesinadas por la Policía en Estados Unidos; y es indefendible, independientemente de cuánto el fiscal general Daniel Cameron intente justificarlo”, agregó el experto en derechos civiles.

Crump continuó: “El asesinato de Breonna fue criminal en muchos niveles: un allanamiento ilegal de morada obtenido por perjurio. Ingresar a una vivienda sin aviso, a pesar de las instrucciones para ejecutar una orden judicial que lo requiriera. Más de 30 disparos, muchos de los cuales fueron dirigidos a Breonna mientras se encontraba en el suelo. Muchos otros dirigidos ciegamente a cada habitación de la casa. Un documentado y claro encubrimiento, y la muerte de una mujer negra desarmada que no presentaba amenaza y que estaba en el mejor momento de su vida. Y aquí estamos, sin justicia para Breonna, su familia y la comunidad afroamericana”.

Los tres agentes irrumpieron en el apartamento de Taylor, operadora de emergencias médicas de 26 años, para ejecutar un registro por una investigación sobre tráfico de drogas de su expareja.

Los agentes, que no se identificaron pese a que era de noche e iban vestidos de civiles, dispararon más de 30 veces dentro de la vivienda luego que Kenneth Walker, novio de Taylor, disparara contra ellos al pensar que eran intrusos.

Taylor, que descansaba en su cama, falleció por los disparos

La decisión de este miércoles ha provocado protestas y disturbios violentos en Kentucky, y movilizaciones en otros lugares como Nueva York, Washington D.C., Atlanta, Colorado y California.

En Louisville, al menos dos policías resultaron heridos de bala y 46 personas fueron detenidas anoche.

Las autoridades de la ciudad decidieron declarar el estado de emergencia, cerrar comercios y oficinas y declarar un toque de queda a partir de las 9 p.m. y hasta las 6 a.m.