¿Mis problemas para dormir profundo pueden ser consecuencia de la apnea?

La apnea obstructiva del sueño puede generar complicaciones muy graves

¿Mis problemas para dormir profundo pueden ser consecuencia de la apnea?
La apnea impide un buen desempeño durante las actividades del día
Foto: Shutterstock

Hay personas a las que se les dificulta conciliar el sueño profundo, lo que incide negativamente en sus actividades al no reponer adecuadamente el desgaste físico del día anterior. Una de las causas de esto es la apnea obstructiva del sueño.

A continuación hablaremos un poco de la apnea obstructiva del sueño y cómo ella nos dificulta o impide por completo poder dormir de manera profunda. Esta información podría ser de utilidad para solventar tus problemas para dormir si estos están relacionados con la enfermedad.

¿Qué es la apnea obstructiva del sueño?

Según la Mayo Clinic, la apnea obstructiva del sueño es un trastorno del sueño que es potencialmente grave. Esta enfermedad hace que la respiración se detenga y reanude repetidamente a medida que dormimos.

Los músculos de la garganta se relajan de manera intermitente, lo que bloquea las vías respiratorias al momento de dormir. Un signo muy notorio de la apnea obstructiva del sueño y que suele pasar desapercibido es el ronquido, que no es exclusivamente de quienes padecen la enfermedad.

Síntomas

Entre los signos y síntomas que caracterizan a la apnea obstructiva del sueño tenemos los siguientes:

  • Somnolencia diurna excesiva
  • Ronquidos fuertes
  • Sudoración nocturna
  • Presión arterial alta
  • Disminución de la libido
  • Problemas de concentración
  • Dolor de cabeza por la mañana
  • Despertar brusco con asfixia y jadeos
  • Cambios de humor

Es recomendable que consultes a un médico si tus ronquidos se vuelven tan fuertes como para interrumpir el descanso de otra persona, o si despiertas con jadeos y con sensación de ahogo.

La apnea del sueño es una de las principales causas del mal dormir. Fuente: Shutterstock

Complicaciones

La apnea obstructiva del sueño es una afección grave que puede desembocar en afecciones muy serias. Entre ellas encontramos:

Fatiga y somnolencia diurnas

El despertar repetido que caracteriza a la apnea del sueño impide un sueño normal y reparador, lo que nos induce en un estado de fatiga y somnolencia notorios a lo largo del día.

Este estado anímico puede perjudicar nuestro rendimiento laboral y/o académico, haciendo posible incluso que nos quedemos dormidos en el trabajo, en medio de clases o que nos volvamos más irritables.

Problemas cardiovasculares

Durante la apnea del sueño ocurre un súbito descenso de los niveles de oxígeno en la sangre, provocando un incremento de la presión arterial y una sobrecarga del aparato cardiovascular. Debido a esto, muchas personas con apnea obstructiva del sueño terminan desarrollando hipertensión.

Entre más severa sea la apnea del sueño, mayor será el riesgo de desarrollar la enfermedad de las arterias coronarias, insuficiencia cardiaca, ataque cardíaco, y accidentes cerebrovasculares.

Por último, pero no menos importante, la apnea del sueño incrementa la probabilidad de sufrir arritmias. Si hay una enfermedad cardíaca preexistente, y si ocurren múltiples episodios de arritmias, existe la posibilidad de sufrir un episodio de muerte súbita.

En conclusión, la apnea del sueño no solamente afecta nuestro descanso, sino también puede ser un auténtico peligro para nuestra vida al incidir en nuestra salud cardiovascular, por lo que estar sujeto a un tratamiento adecuado es muy importante. Consulta a tu médico de confianza si presentas algún síntoma. 

También te puede interesar:

¿Conoces los tipos de apnea?