Trump podría salir del hospital el lunes

El presidente mejora con nuevo tratamiento

Trump podría salir del hospital el lunes
El doctor Sean Conley lidera el equipo que atiende al presidente Trump.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI / AFP / Getty Images

El presidente Donald Trump podría ser dado de alta el lunes, según sus médicos que lo atienden en hospital Walter Reed.

El republicano ahora es tratado con dexametasona, un esteroide que reduce la inflamación que ha tenido éxito en casos de COVID-19.

El Dr. Sean Conley dio más detalles de la evolución del presidente, quien ingresó al hospital el viernes pasado y confirmó reportes de que el republicano estaba en condiciones preocupantes.

“El presidente tenía fiebre alta y su saturación de oxígeno descendía transitoriamente por debajo del 94%… Teniendo en cuenta estos acontecimientos estaba preocupado por la posible progresión rápida de la enfermedad”, reconoció Conley. “Le recomendé al presidente que probáramos oxígeno suplementario, ver cómo respondía”.

El médico reveló que el mandatario no quería que le suministraran oxígeno, que fue “inflexible”, porque creía que “no lo necesitaba”.

“Después de aproximadamente un minuto, solo dos litros, sus niveles de saturación volvieron al 95%. Permaneció en eso durante aproximadamente una hora, y se apagó y desapareció”, indicó. “Más tarde ese día, cuando el equipo aquí estaba al lado de la cama, el presidente se había levantado de la cama moviéndose por la residencia sólo con síntomas leves”.

Otro de los médicos, el Dr. Brian Garibaldi, fue quien reveló que el presidente Trump podría ser dado de alta el lunes, tras reportar recuperación.

“Ha estado despierto y dando vueltas. Nuestro plan para hoy es que coma y beba, que se levante de la cama”, dijo Garibaldi.

Agregó que el tratamiento continuará y más tarde se tendrá una mejor evaluación para, quizá, darlo de alta el lunes.

“Nuestra esperanza es planificar un alta tan pronto como mañana a la Casa Blanca, donde podrá continuar con su tratamiento”, expresó Garibaldi.

El reporte del Dr. Conley coincide, en cierta medida, con las revelaciones del jefe de Gabinete, Mark Meadows, quien este sábado reveló las preocupaciones sobre la condición médica del mandatario, ya que había presentado palpitaciones cardíacas y una temperatura de 103 grados, además de padecer fiebre y bajos niveles de oxígeno en la sangre.

“Los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas en términos de su cuidado”, dijo Meadows en Fox News.

Médicos consultados por Bloomberg News señalaron los mandatarios tienen un tratamiento especial, ya que los médicos deben asegurarse de que sobrevivan, pero en este caso, al ser un nuevo padecimiento sin un tratamiento único, la situación es distinta, incluso el cambio de medicamentos podría complicar la situación.

“Los médicos se vuelven más agresivos. Van a entrar allí y hacer todo lo que puedan. No quieres que te culpen por perder su vida”, dijo Art Caplan, director de ética médica de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York.

El mandatario ha recibido un coctel de anticuerpos, remdesivir y dexametasona.

El Dr. Vinay Prasad, profesor asociado de medicina en la Universidad de California en San Francisco, consideró que a veces múltiples tratamientos son contraproducentes, considerando que más del 90% de las personas se recuperan de Covid-19 lograron ese objetivo sin hacer nada.

Esta tarde, el mandatario dio un nuevo mensaje en video para agradecer la atención médica y afirmar que se siente mejor, además de salir en auto a saludar a sus seguidores que lo apoyan afuera del hospital.

La Casa Blanca intenta calmar

Los portavoces de la Casa Blanca intentan reducir los conflictos por reportes contradictorios sobre la verdadera condición médica del presidente Trump.

La directora de Comunicaciones Estratégicas, Alyssa Farah, rechazó que haya confusión o se esté ocultando información.

“Sinceramente, hemos proporcionado tres actualizaciones de cartas del Dr. Conley, quien ha dado dos sesiones informativas frente a cámaras; el presidente ha hablado directamente en cámara dos veces”, dijo en conferencia de prensa. “Vamos a continuar haciendo esto, tienen mi compromiso, recibirán actualizaciones periódicas”.

Mencionó el reporte de Meadows e intentó explicar las discrepancias, pero el equipo médico ya había dado un nuevo reporte que confirmaron los dichos del Jefe de Gabinete.

“Es una especie de (foto) instantánea en el tiempo. El sábado el presidente lo estaba haciendo extremadamente bien, el viernes fue un poco más preocupante”, dijo Farah. “El otro punto que haría, que era lo que Conley aludió, es que cuando estás tratando a un paciente, quieres proyectar confianza, quieres levantarle el ánimo y esa era la intención”.

Los simpatizantes del mandatario también acudieron frente al hospital Walter Reed para mostrarle su apoyo. / FOTO: Getty.

Operación MAGA

Además de que el asesor de Seguridad Nacional, Robert O’Brien, dijo a CBS News que se descartó la transferencia de poderes presidenciales, el equipo de campaña del presidente Trump lanzó una acción llamada “Operación MAGA”.

“No hay nada en la mesa ahora mismo”, dijo O’Brien, quien afirmó que el mandatario “está firmemente al mando del Gobierno del país”.

Horas antes, la campaña de reelección del republicano dijo a Fox News que se mantenía “a toda velocidad” con una nueva “Operación MAGA”, la cual incluye eventos con el vicepresidente Mike Pence y miembros de la familia Trump en estados clave.

Aunque resultó positivo a COVID-19, el jefe de campaña del presidente Trump, Bill Stepien, está trabajando de forma remota.

La “Operación MAGA” está en ruta y está planeada para el resto de la campaña, a 29 días de la elección, confirmó Stepien a la televisora.

“La Operación MAGA activará todo el universo MAGA para mantener la campaña del presidente Trump a toda velocidad hasta que nuestro Comandante en Jefe regrese a la campaña”, dijo. “El vicepresidente Mike Pence, la Primera Familia, nuestras coaliciones y nuestros partidarios de base saldrán con toda su fuerza para mostrar el entusiasmo real detrás de la reelección del presidente y demostrar que estamos trabajando tan duro como él siempre”.

Varios seguidores del presidente han salido a las calles a realizar caravanas, como ocurrió este domingo en Manhattan, donde cerraron la Quinta Avenida, frente a la Torre Trump.

Otro grupo se instaló frente al hospital donde está el mandatario, ambos contingentes portan banderas estadounidenses y parafernalia de la campaña.