Corte Suprema envía a tribunal menor caso de activista defensor de inmigrantes que ICE busca deportar

Ravi Ragbir, líder de la New Sanctuary Coalition, enfrenta nuevo reto en cortes

Corte Suprema envía a tribunal menor caso de activista defensor de inmigrantes que ICE busca deportar
El caso de Ravi Ragbir será revisado nuevamente por el Segundo Tribunal de Apelaciones.
Foto: KENA BETANCUR / AFP / Getty Images

La Corte Suprema decidió enviar al Segundo Tribunal de Apelaciones el caso del activista Ravi Ragbir, quien enfrenta proceso de deportación.

“La sentencia queda anulada y el caso se remite a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de los Estados Unidos para su posterior consideración a la luz del Departamento de Seguridad Nacional”, indicó el máximo tribunal.

Eso significa que la previa decisión de ese Tribunal de Apelaciones queda cancelada y deberá tomarse una nueva determinación bajo los argumentos del DHS o ICE.

Ragbir lidera la organización New Sanctuary Coalition en Nueva York, a quien la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) intentó expulsar en 2018, pero sus abogados alegaron que sus derechos de la Primera Enmienda fueron violados.

El Segundo Circuito de Apelaciones consideró que la persecución del activista por agentes migratorios fue motivada por un deseo de tomar represalias contra sus críticas.

“La expresión pública de Ragbir de sus críticas, y su prominencia, jugó un papel importante en los recientes intentos de expulsarlo”, dice el fallo de abril de 2019 “La represalia del gobierno fue atroz”.

La opinión fue escrita por el juez Christopher Droney y aunque fue aprobada 2-1 constituyó un desafío que se esperaba fuera resuelto por la Corte Suprema, ya que el Gobierno federal sostiene que las personas que enfrentan deportación no tienen derecho a presentar reclamaciones constitucionales.

El juez que estuvo en contra, John M. Walker, escribió que cualquier represalia del Gobierno contra Ragbir ya había terminado y expresó su preocupación de que se creara un antecedente, un estándar para cualquier reclamo futuro de los inmigrantes que enfrentan la expulsión.

La defensa del activista indica que ICE decidió enfocarse a él, debido a su trabajo en la defensa de inmigrantes –la mayoría musulmanes– estaba generando “una imagen negativa” sobre la agencia federal.

El caso de Ragbir es más complicado de lo que parece, fue portador de una “green card”, pero en 2001 fue condenado por fraude electrónico en Nueva Jersey y cumplió 30 meses en prisión.

La defensa del activista logró que el Gobierno le otorgara cuatro suspensiones de deportación, con controles de supervisión, porque no se le consideraba una alta prioridad para la deportación.

La detención de Ragbir en enero de 2018 provocó una gran protesta en el Bajo Manhattan y múltiples arrestos, pero él logró salir del encierro para enfrentar sus audiencias.