Genaro García Luna se declara no culpable de cinco nuevos cargos en su contra

El exsecretario de Seguridad Pública mexicano es acusado de cargos similares a los que enfrentó "El Chapo"

Genaro García Luna está acusado de liderar una organización criminal.

Genaro García Luna está acusado de liderar una organización criminal. Crédito: ALFREDO ESTRELLA | AFP / Getty Images

Tras un inicio caótico en la audiencia del proceso judicial al exsecretario de Seguridad Pública mexicano, Genaro García Luna, el juez Brian Cogan pudo leer las cinco nuevos cargos en su contra, sobre los cuales el exfuncionario se declaró no culpable.

El primer cargo es Liderar una Empresa Criminal en Forma Continua” desde 2001 a la fecha, periodo en el que habría actuado en contubernio con al menos cinco personas que le redituaron “ingresos y recursos sustanciales”.

También se detallaron los montos de droga, contemplados como violaciones o agravantes de esta acusación, todas relacionadas a la distribución internacional de cocaína en distintas fechas y montos, como 5,000 kilogramos en septiembre de 2008; 23,000 kilogramos en octubre de 2007; 19,000 kilogramos en marzo de 2007; 1,977 kilogramos en enero de 2003; 1,925 kilogramos en agosto de 2002, y 1,923 en mayo de 2002.

El juez mencionó la “conspiración para la distribución de cocaína”; “conspiración y posesión de cocaína para su distribución, y “conspiración para importar cocaína”. Todos los casos están relacionados con la distribución en EE.UU.

El quinto cargo fue por mentir a las autoridades migratorias para obtener su Residencia Permanente, a pesar de haber cometido delitos.

El juez recordó que los fiscales federales también buscan incautar todos los bienes relacionados con las ganancias por los delitos presuntamente cometidos.

El abogado defensor, César de Castro, confirmó que explicó a García Luna las implicaciones de las acusaciones en su contra.

“¿Se declara no culpable de todos los cargos?”, cuestionó el juez.

“Sí, su señoría”, respondió el abogado defensor del exfuncionario del expresidente Felipe Calderón, quien lideró la llamada “guerra contra el narcotráfico”.

Los fiscales Michael Robotti, Ryan Harris y Erin Reid emitieron previamente un documento ante la corte donde explicaron la integración de nuevas pruebas en contra de García Luna, las cuales ya suman más de 189,000 hojas, aunado a la petición de otra información que han solicitado.

“El gobierno también está esperando respuestas de citaciones pendientes, incluyendo citaciones al acusado y sus empresas. Además, el gobierno ha presentado solicitudes MLAT de pruebas en posesión de varios gobiernos extranjeros”, indica el documento fechado el 6 de octubre.

Los MTLA son siglas en inglés del Tratado de Asistencia Legal Mutuo que se tiene con varios países. Sin especificar a qué naciones se refiere, aunque considerando que el acusado es de origen mexicano, los fiscales indican que ya tienen parte de la información requerida, que en este caso podría ser del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El abogado defensor De Castro indicó que hay problemas para comunicarse con su cliente en medio de la pandemia de COVID-19, para mostrarle las pruebas en su contra, aunque logró hacerlo a través del uso de computadora.

El juez Cogan pidió a ambas partes en acordar métodos que permitan a García Luna obtener los documentos sobre su caso de una forma “más directa”.

El fiscal Robotti dijo que se comunicarían con las autoridades del Centro de Detención Metropolitano con sede en Brooklyn (MCD, por sus siglas en inglés) para lograr mayores facilidades, pero recordó que la defensa puede reunirse con el exfuncionario mexicano en persona.

La siguiente audiencia, donde ya podría definirse cuándo inicia el juicio, será el 7 de diciembre.

https://twitter.com/JesusGar/status/1313844623861862403

García Luna está acusado de hacer negocios ilícitos con el Cártel de Sinaloa, revelaciones que surgieron durante el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Interrupciones innecesarias

La cita de la sesión fue a las 9:00 a.m. y aunque empezó casi a tiempo se podían escuchar distintas voces y sonidos de cabinas de radio y televisión, al parecer de periodistas mexicanos que intentaron hacer una transmisión en vivo de la audiencia, aunque está prohibido por el sistema judicial estadounidense.

El juez Cogan pidió guardar silencio, incluso la traductora lo repitió en varias ocasiones, pero al haber caso omiso, la audiencia fue suspendida, aunque se reprogramó unos 15 minutos más tarde.

“Aunque creo que la prensa sigue en la línea… quiero advertirles que bajo las reglas de las cortes federales de los Estados Unidos se les prohíbe fotografiar, grabar o transmitir los procesos de la corte… si incumplen con esas reglas esto puede resultar en una sanción”, dijo el juez.

Añadió que esas sanciones podría ser el retiro de credenciales para ingresar a la corte y que se les impida en un futuro atender audiencias judiciales federales.

Es la primera vez que el juez Cogan suspende una audiencia ante el desacato de quienes participan en forma remota, debido a la pandemia de coronavirus.

En esta nota

AMLO cartel de sinaloa Chapo Guzmán Felipe Calderón Genaro García Luna México Narcotráfico
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain