Trump genera otro caos al rechazar debate virtual; Biden haría evento para votantes

El republicano afirma que sería una "pérdida de tiempo"

Trump genera otro caos al rechazar debate virtual; Biden haría evento para votantes
El presidente Trump rechaza un debate virtual.
Foto: Win McNamee / Getty Images

El presidente Donald Trump generó otro caos electoral al negarse a participar en un debate virtual el 15 de octubre, como lo anunció la Comisión de Debates Presidenciales (CPD).

En respuesta, además de criticar la negativa del republicano, la campaña del exvicepresidente Joe Biden indicó que se organizaría un evento para responder preguntas de votantes.

“El presidente se ha negado, ya que Donald Trump claramente no quiere enfrentar las preguntas de los votantes sobre sus fallas sobre COVID y la economía”, indicó la Kate Bedingfield, la directora de Comunicaciones de la campaña del demócrata. “Joe Biden encontrará un lugar apropiado para responder las preguntas de los votantes directamente el 15 de octubre”.

Este jueves el CPD indicó que planeaba organizar el siguiente encuentro de candidatos presidenciales en forma remota, “para proteger la salud de los involucrados”, en medio del proceso de recuperación del presidente Trump, quien enfermó de COVID-19.

Apenas se había hecho el anuncio cuando el republicano dio una entrevista a Fox Business, donde afirmó que no participaría en ese evento.

“No voy a perder el tiempo haciendo un debate virtual”, dijo a Maria Bartiromo. “De eso no se trata el debate. Te sientas detrás de una computadora y haces un debate, es ridículo”.

El republicano afirmó que la intención de ese formato era para “proteger” al demócrata Biden, quien camino a eventos a Arizona dijo que no sabía qué esperar de su contrincante.

“No sé qué va a hacer el presidente. Cambia de opinión cada segundo”, acusó Biden.

La postura del mandatario republicano ha desatado cuestionamientos sobre su comportamiento y su actuación durante el proceso electoral.

“¿A qué teme el presidente? Trump debe presentarse a los debates o dejar que el pueblo estadounidense sepa que no es apto para servir. Con tan sólo 27 días para las elecciones, esconderse de los votantes no es una opción”, cuestionó Lia Parada, directora del Center for American Progress Action Fund (CAPAF).

¿Cambio de fecha?

El director de campaña del presidente Trump, Bill Stepien –quien labora de casa enfermo de COVID-19–, dijo que estarían dispuestos a retrasar el debate del 15 de octubre una semana, es decir, para el 22 de octubre, y luego mover el tercer debate al 29 de octubre, pocos días antes de las elecciones del 3 de noviembre.

El copresidente del CPD, Frank Fahrenkopf, dijo a NBC News que no se organizaría un debate solo con Biden si Trump no acude, lo que pone en riesgo el evento.

No se puede hacer eso bajo las leyes electorales federales y las reglas de la FEC (Comisión Federal Electoral). Tienes que equilibrar. No es posible que una persona participe en el debate y la otra no. Eso no sería un debate según la ley”, expresó.

El presidente Trump coloca a los organizadores del encuentro en una posición complicada, pero la campaña de Biden considera que debe haber un encuentro el 22 de octubre.

“Los votantes deben tener la oportunidad de hacer preguntas a ambos candidatos, directamente”, indicó Bedingfield. “Todos los candidatos presidenciales desde 1992 han participado en tal evento, y sería una pena que Donald Trump fuera el primero en negarse”.