5 errores al preparar tu café que debes evitar

¿Crees que para un café intenso debes usar más café? ¡error!

5 errores al preparar tu café que debes evitar
Fuente: Pexels
Foto: Elle Hughes / Pexels

El café hecho en casa cada mañana puede ser aún mejor si evitas algunos errores frecuentes al preparar la bebida y que hacen que no sea tan bueno como el de tu cafetería favorita.

1. Agua que no está lo suficientemente caliente

Foto: Cafetera Chemex. Kaboompics .com-Pexels

La temperatura del agua es muy importante para extraer la mayor parte de sabor de los granos molidos de café. Lo ideal es que tenga una temperatura entre 195 a 205 °F, no tibia.

Muchas cafeteras comerciales por goteo nunca alcanzan la temperatura ideal. Puedes usar un termómetro o un hervidor de agua con uno integrado. Otra opción es usar el método de vertido (Chemex o un filtro de cerámica).

Kristine Hansen autora de The Complete Idiot’s Guide to Coffee & Tea recomienda hervir el agua, verter sobre el café y dejar reposar durante tres o cuatro minutos.

2. Usar mucho café para una bebida intensa

Foto: Kaboompics.com/Pexels

Un error común es usar demasiado café para hacer una infusión más fuerte con lo que obtendrás saborea más agrios, no será más fuerte o mejor. En lugar de usar mucho café debes elegir un tueste más ligero.

Tueste ligero, claro sabor tostado y mayor  acidez. Los tostados oscuros producen tienen poca acidez y un sabor tostado amargo.

En cuanto a la cafeína, es un mito que los asados ​​más oscuros contienen un mayor nivel de cafeína que los tostados más claros. Los asados ​​más ligeros tienen una concentración ligeramente más alta.

3. Usar café molido hace mucho o rancio

Foto: Ready made/Pexels

La fecha del tostado y de molido son importantes para el aroma y sabor de tu bebida. Los granos de café comienzan a liberar sus sabores en el momento en que se muelen los granos de café. El café molido es mejor dentro de las dos semanas posteriores a su apertura.

Lo mejor es molerlo mientras el agua se calienta, pero si no tienes molinillo de café en casa, muele los frijoles en la tienda.

En cuanto al tostado, idealmente debes utilizar frijoles que se hayan tostado en las últimas tres semanas. Verifica la fecha de tueste en el empaque de tus granos.

4. El molido inadecuado

Foto: Xiaojie zhao/Pixabay

Comúnmente se usa un molido medio para las cafeteras automáticas de goteo. Un molido fino para el expreso y un molido grueso se usa en las prensas de café. Aunque científicos que buscaron la forma de hacer el expreso perfecto con sabor intenso descubrieron que para esta bebida es mejor el molido grueso.

Cuando los granos se muelen finamente, las partículas son tan pequeñas que en algunas partes obsruyen el espacio donde debería fluir el agua. Entonces, si molemos un poco más grueso, podemos acceder a toda la cama y obtener una extracción más eficiente.

5. No cuidar medidas de café y agua

Foto: Shutterstock

Medidas sugeridas: 2 cucharadas de café por cada 6 onzas de agua.

Ocho cucharaditas colmadas para una prensa francesa de 34 onzas (tamaño estándar). “Esto dará como resultado un café audaz y asertivo, pero no tan fuerte como el espresso”, señala Hansen.

Por último, no olvides que para difrutar de la máxima calidad de tu café también tienes que cuidar su almacenamiento. Coloca los granos o el café molido en un recipiente opaco hermético a temperatura ambiente, lejos de la luz solar y sin humedad, el refrigerador no es su mejor lugar.

Te puede interesar: