Auge del crimen en el Metro de Nueva York, denuncian pasajeros y trabajadores

En 2020 ya ha habido seis homicidios, cifra que supera los últimos tres años juntos

Auge del crimen en el Metro de Nueva York, denuncian pasajeros y trabajadores
Menos pasajeros, más espacio para el delito
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Las estaciones y vagones del Metro de Nueva York están más vacíos y limpios que antes, pero eso no significa que sean más seguros.

A medida que la cantidad de pasajeros del metro se hundió al 30% de su nivel anterior a la pandemia, los delitos menores también disminuyeron, paralelo a un cierre nocturno desde mayo, de 1 a 5 a.m. para limpieza profunda y desalojo de indigentes.

Pero últimamente ha habido un aumento en los delitos violentos. Las estadísticas del Departamento de Policía muestran que el número de homicidios, violaciones, agresiones y robos denunciados en el Metro es mayor este año que durante el mismo período de 2019.

Si bien el Metro no es tan peligroso como lo fue en los 70’s y 80’s, plagados de delitos, los ataques y el vandalismo se han disparado y en 2020 ya ha habido seis homicidios, cifra que supera los últimos tres años: 2019 (2), 2018 (1) y 2017 (cero).

Después de dos violaciones el año pasado, se han denunciado cinco este año. Los robos han aumentado 16%: van 22 denuncias en 2020, después de cinco en el mismo lapso de 2019.

Si bien hay menos víctimas potenciales de delitos menores como carteristas, los delincuentes pueden sentirse envalentonados por la falta de testigos, especialmente si apuntan a una única persona presente en un vagón o andén.

“Es un reflejo de lo que está sucediendo en la ciudad en general, y es un reflejo de que el sistema (de transporte) ha estado más vacío de lo que lo hemos visto en mucho tiempo”, dijo Sarah Feinberg, presidenta interina de New York City Transit (NYCT).

Los trabajadores del trenes y buses también han sido atacados en 2020, además de contagios y muertes por el virus. Los asaltos por delitos graves y menores a los empleados del transporte público han aumentado 57% en lo que va del año, frente a 2019.

Erik Garcés, un conductor de tren, dijo que la violencia “recuerda a los días malos”. En junio, dos hombres intentaron abrir la puerta de su cabina de una patada. Meses después, un pasajero rompió una botella de vidrio sobre su cabeza.

Los oficiales de tránsito han pedido más presencia uniformada para patrullar, después de las quejas de pasajeros y trabajadores de ver menos agentes de policía.

La Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA) contrató a 85 guardias de seguridad uniformados y desarmados para denunciar delitos a las fuerzas del orden. Hasta 60 agentes de la policía MTA y 300 de NYPD patrullan el Metro, según la agencia de tránsito.

“Tenemos estos delitos de alto perfil en ocasiones, pero eso no define el sistema”, aseguró a The New York Times Edward Delatorre, jefe de la Policía de Tránsito.