Oxford desarrolla una prueba que puede detectar el coronavirus en menos de cinco minutos sin hurgarte la nariz

La Universidad de Oxford asegura que es precisa

Oxford desarrolla una prueba que puede detectar el coronavirus en menos de cinco minutos sin hurgarte la nariz
Un hombre se realiza la prueba de coronavirus.
Foto: Getty Images

Hacerte una prueba para detectar si has sido infectado por el SARS-CoV-2 puede ser un proceso molesto por varias razones: la introducción de un largo hisopo por las fosas nasales para obtener una muestra no es lo más agradable, si corre por tu cuenta el costo es oneroso y además debes esperar varios días para conocer los resultados.

Pero la Universidad de Oxford desarrolló una prueba que puede detectar el coronavirus en menos de cinco minutos sin hurgarte la nariz y con “alta precisión”. De acuerdo con la institución, la misma prueba puede también detectar influenza y otros patógenos.

A través de una muestra tomada en la garganta, un microscopio y un software de aprendizaje automático, es posible marcar las partículas de virus con hebras cortas de ADN fluorescente en apenas unos minutos, sin necesidad de extraer el genoma, purificar o ampliar el virus, como requieren las pruebas actuales de PCR.

Una vez marcadas con el ADN fluorescente, los científicos pueden recolectar las imágenes de la muestra con un microscopio y observar los virus marcados, que pueden ser cientos, entre ellos el que causa COVID-19 y el de la influenza. Entonces el software identifica rápidamente los virus presentes.

Los expertos de Oxford compararon los resultados de su prueba con los métodos convencionales de PCR en pacientes con coronavirus del Hospital John Radcliffe y encontraron que funciona con precisión.

“A diferencia de otras tecnologías que detectan una respuesta de anticuerpos retardada o que requieren una preparación de muestras costosa, tediosa y que requiere mucho tiempo, nuestro método detecta rápidamente partículas virales intactas; lo que significa que el ensayo es simple, extremadamente rápido y rentable”, explicó el profesor Achilles Kapanidis, del Departamento de Física de Oxford.

Los investigadores también destacaron que esta prueba, extremadamente rápida, puede ayudar a que las pruebas masivas puedan practicarse en realidad y, controlar así, posibles brotes. Además, trabajan en un dispositivo para realizar pruebas en empresas, aeropuertos, conciertos y otros lugares con gran aforo de personas, así como en una plataforma de diagnóstico en tiempo real.

Se espera que esta prueba cuente con las aprobaciones necesarias para utilizarse ampliamente durante el primer semestre de 2021.